¿Qué es la cuasi-experimentación? Metodología con que México estudió la ivermectina

¿Qué es la cuasi-experimentación? Este tipo de experimento que estudió la ivermectina no requiere tratar con humanos de forma directa, pero estas son sus implicaciones.

Los criterios que caracterizan a la cuasi-experimentación, como el titulado “Ivermectina y la probabilidad de hospitalización por Covid-19: Evidencia de un análisis cuasi experimental basado en una intervención pública en la CDMX“. Establecen relaciones entre la salud poblacional, estudiada por la epidemiología, y las investigaciones llevadas a cabo en los sistemas de salud Pero ¿Qué es la cuasi-experimentación?

¿Qué es la cuasi-experimentación? Así México estudió impacto de la ivermectina

Esto quiere decir que, esta clase de método es frecuente en casos en los que se imposibilita realizar un ensayo. En el que se requiere experimentar de forma directa, con seres humanos.

De manera más específica, los cuasi-experimentos son estudios que tienen como objetivo evaluar intervenciones pero que no utilizan la aleatorización. Al igual que los ensayos aleatorios, los cuasiexperimentos tienen como objetivo demostrar la causalidad entre una intervención y un resultado. Los estudios cuasi-experimentales pueden utilizar tanto mediciones previas como posteriores a la intervención. Así como grupos de control seleccionados de forma no aleatoria.

¿Qué es la cuasi-experimentación en el caso de la ivermectina?

Según El Universal, El estudio cuasi-experimental, basado en el uso de la ivermectina, realizado en México fue publicado durante el segundo trimestre del 2021. El 14 de mayo, la Secretaría de Salud de la CDMX expuso algunos de los datos arrojados por la investigación. En los que se registró que el suministro del fármaco redujeron entre un 52% y 76% la probabilidad de hospitalización por coronavirus.

Fue así que funcionarios sanitarios indicaron que aglutinarían este tratamiento a la política de salud pública para controlar el COVID-19. 

¿Qué es es la cuasi-experimentación y cuál fue su objetivo en los “kit médicos” basado en la ivermectina?

El objetivo de este ensayo, divulgado en la página de la Secretaría de Salud, fue medir el efecto del “kit médico” basado en la ivermectina. En pacientes con probabilidad de ser hospitalizados, a través del método cuasi-experimental. El cual basó sus fundamentos en datos administrativos de hospitalizaciones y monitoreo del servicio de asistencia e información Locatel. En los que se hizo un comparativo de los receptores del kit médico con los no receptores.

De acuerdo a este estudio, las personas que recibieron un kit médico con ivermectina tuvieron %75 menos probabilidades de ser hospitalizadas, a diferencia de quien probó un kit sin el medicamento, alternativa que redujo el riesgo de ser hospitaliado tan sólo en un 29.5%.

¿Cuándo comenzó la polémica sobre la Ivermectina?

Todo comenzó cuando una plataforma de ensayos en línea retiró de su sitio un informe del Gobierno de la Ciudad de México, donde se analizó el uso de ivermectina en pacientes COVID de la entidad.

El artículo fue escrito por funcionarios de la Agencia de Innovación Pública (ADIP), al igual que por la Secretaría de Salud de la Ciudad de México. Algunos de los autores son José Merino, Eduardo Clark, Lila Petersen y Saúl Caballero. Así como Oliva López, secretaria de Salud de la CDMX, así como Víctor Hugo Borja, jefe de la Unidad de Educación e Investigación del IMSS.

El informe realizado por el gobierno capitalino se llevó a cabo a partir de las conclusiones que este obtuvo tras entregar kits médicos a más de 50 mil personas que dieron positivo por COVID-19.

Los kits que se repartieron contenían azotromicina, ivermectina y ácido acetilsalicílico. Actualmente todos estos no son recomendados para el tratamiento del virus por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Ni por la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) del gobierno de México.

“No hubo ningún experimento como señalan muchos medios de información, nos llama la atención este persistente uso de una verdad distorsionada, señalando que la Ciudad de México haya dirigido un experimento sin el consentimiento de las personas”. Afirmó al respecto Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, durante la conferencia de prensa matutina del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

La FDA, desacreditaba su uso desde el año pasado

Esto señaló su informe

“La FDA no ha autorizado ni aprobado el uso de la ivermectina para prevenir o tratar el Covid-19 en humanos o animales”, precisó la autoridad sanitaria estadounidense, y agregó que los datos disponibles actualmente no muestran que sea eficaz contra el coronavirus.
Advirtió que los productos de ivermectina para animales son muy diferentes de los aprobados para los seres humanos. “El uso de ivermectina animal para la prevención o el tratamiento del Covid-19 en humanos es peligroso”, agregó.

“Los medicamentos para animales suelen estar muy concentrados porque se utilizan para animales grandes como los caballos y las vacas, que pesan mucho más que nosotros, una tonelada o más. Estas dosis tan elevadas pueden ser muy tóxicas para el ser humano”, señaló la FDA.

Aunque se utilice ivermectina para uso humano, existe un riesgo de que interactúe con otros medicamentos, como los anticoagulantes. También se corre el riesgo de sufrir una sobredosis de ivermectina, que puede provocar náuseas, vómitos, diarrea, presión arterial baja, picor, urticaria, mareos, problemas de equilibrio, convulsiones, coma e incluso la muerte.

Notas relacionadas:

Los 3 hábitos que más dañan tu salud sin que te des cuenta

¿Cuáles son los efectos secundarios de las dosis de refuerzo?

¿Puedes contraer COVID prolongado después de infectarte con Ómicron?