¿Qué precauciones deben tener los adultos mayores frente al Covid-19?

Los adultos mayores de 60 años son quienes presentan mayores complicaciones y riesgos por el Covid-19.

187

Ante la actual pandemia de Covid-19, uno de los sectores de la población que tiene mayor riesgo es el conformado por los adultos mayores. Aunque en realidad este nuevo virus puede ser transmitido a cualquier persona, los que tienen más de 60 años tienden a mostrar complicaciones más severas que pueden derivar en situaciones mortales.

Sumado a lo anterior, si se trata de personas de la tercera edad que además padecen de enfermedades crónicas como diabetes, cáncer o afecciones pulmonares, el riesgo es todavía mayor.

Por lo tanto, la Dra. Yessica Pérez González, coordinadora clínica del Hospital de Infectología del Centro Médico Nacional (CMN) La Raza, indicó que en la población de 60 años de edad en adelante la enfermedad que produce el virus SARS-Cov-2 llega a provocar enfermedades a nivel pulmonar como bronquitis o neumonía por una infección severa, que requerirá de asistencia ventilatoria mediante respiradores artificiales e incluso de terapia intensiva, como tratamiento de soporte de vida.

Por ello, enfatizó, que en este momento lo más importante es proteger a los adultos mayores, que son la población más susceptible a complicaciones por esta enfermedad y presentan los casos más graves.

Medidas especiales que se deben adoptar

Lo que recomendó es que como población se deben seguir las medidas de higiene y aislamiento social: evitar los saludos de mano, beso y abrazo; lavado de manos lo más frecuente posible con agua y jabón o alcohol gel desinfectante.

De manera específica para las personas de más de 60 años, lo ideal es que salgan lo menos posible de sus casas. En caso de que deban de acudir a los servicios de salud a recoger resultados de laboratorio o medicamentos de la receta resurtible, es preferible que sea otra persona no enferma, algún familiar o conocido quien le apoye con esta situación. Además, si sufre de alguna enfermedad crónica, la principal recomendación es contar con la medicación suficiente para los próximos dos meses.

La Dra. Pérez González enfatizó que la gente que vive o asiste regularmente a alguna unidad de cuidado como asilo, residencia geriátrica o centro de día, debe asegurarse de seguir estas medidas, así como las indicaciones que brinde el personal de la unidad.

Otro punto importante es evitar saturar las áreas de urgencias de las unidades médicas con casos leves de infección respiratoria que se pueden resolver con medidas generales. De lo contrario, los adultos mayores u otras personas que realmente requieran de atención no podrán recibirla al instante.

Lo que tendríamos que hacer es reservar estos servicios para las personas que realmente lo requieren, en este caso los adultos mayores, porque son los que pueden presentar los síntomas más importantes.

Subrayó que los adultos mayores deben tener el número de contacto de un familiar o cuidador al que puedan comunicarse para que puedan ser acompañados en caso de que requieran asistir a una unidad de salud ante síntomas como dificultad para respirar o falta de aire; dolor persistente en el pecho; confusión, somnolencia o delirio.

Indicó que en niños y adultos jóvenes el COVID-19 se ha manifestado como una infección respiratoria leve, con síntomas como tos y fiebre de bajo grado, que es muy poco frecuente que evolucione hacia una neumonía y afecte los pulmones.

En el caso de los adultos mayores, esto puede presentarse con mucha más frecuencia, y de hecho se ha visto que en estos pacientes pueden presentarse neumonías de manera más temprana y se pueden complicar por la necesidad de tratamiento, que son más invasivos y de manejo hospitalario o incluso en unidades de terapia intensiva.