Patrocinado por RB MJN          

 

 

 

 

 

Aunque cada persona es diferente, cierto es que si tienes una clínica de odontología te encontrarás pacientes muy diferentes aunque sí es cierto que se pueden agrupar estos en algunos grupos. Desde la web de Odontólogos indican cuáles son los diferentes tipos de pacientes que te puedes encontrar en tu consulta de odontología y cómo tratar a cada uno de ellos.

Sabelotodo

Es aquel que cree saber más de tu trabajo como odontólogo que tú mismo y suele tomar el hilo de la conversación rápidamente, demostrando conocer plenamente las características, materiales, técnicas y ventajas del tratamiento propuesto. Es un tipo de paciente que te indicará constantemente cómo hacer las cosas.

A la hora de tratarlo, debes hacer recapitulaciones bien centradas y dirigidas y lanzar frases en las que dejes clara tu experiencia. Si su actitud persiste, será necesario que le muestres los límites y le indiques que se ha puesto en tus manos por tus conocimientos y experiencias.

Indiferente

Es el tipo de paciente que escucha por cortesía y no por interés. Lo ideal, para tratar a este tipo de paciente es que aumentes la gama de estímulos para así despertar su interés. Puedes lograr esto mostrándole mucha información relevante sobre los beneficios del tratamiento, siempre de un modo sencillo y fácil de comprender. Varía el tono de voz y haz preguntas de control para así romper la indiferencia.

Impaciente

A este paciente le debes demostrar, básicamente, que sabes valorar su tiempo. Así que, para tratarlo, debes realizar una presentación rápida, sistemática y concreta del tratamiento dental que necesita; es decir, sin rodeos y resaltando las ventajas de tu clínica para denotar ese dinamismo que el paciente espera.

Discutidor

Es una persona polémica por naturaleza. En principio debes dejarle que descargue su energía personal y dejando que su desahogo sea general y no centrado en tu clínica y los servicios que ofreces, para así evitar el enfrentamiento.

Para tratar a este tipo de paciente, debes ser “paciente” (valga la redundancia) y permitir que termine de hablar antes de responder y luego puedes resumir lo escuchado y preguntar para verificar. Atiende siempre a sus inquietudes y responde a cualquier pregunta antes de pasar a resolver el problema.

Charlatán

Suele ser una persona amistosa, agradable, simpática y educada pero su principal problema es que habla demasiado y la mayoría de las veces, lo que habla no tiene nada que ver con su tratamiento dental.

Este tipo de paciente disfruta escucharse a sí mismo, por lo que debes establecer unos límites, ya que siempre querrá que estés pendientes de él. Es por eso por lo que debes intentar ir al grano y dirigir tú la conversación.

Indeciso

Es aquella persona a la que le cuesta tomar una decisión por el propio riesgo que comporta. Es, sin lugar a duda, uno de los pacientes más difíciles de tratar ya que suele ser una persona tímida e insegura que pospone, una y otra vez, su decisión.

Para ganarte la confianza de este tipo de paciente deberás dedicarle más tiempo de lo habitual. Una vez que se sienta cómodo contigo, anímale a que te exponga sus necesidades y problemas y tú, como profesional, deberás asistirle y resolver todas sus dudas.  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio peruano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica