Patrocinado por RB MJN            

 

 

 

 

 

A la hora de crear una web, el dominio en el que se publicará dicha web es fundamental. Según la web de Hostinger, el dominio es “esencialmente, el equivalente a una dirección física. De la misma manera que un satélite necesita una dirección o un código postal para dar direcciones, un navegador web necesita un nombre de dominio para dirigirte a un sitio web. Un dominio se forma a partir de dos elementos principales: el nombre del sitio web y la extensión del dominio y cuando una empresa o persona compra un dominio web, puede especificar a qué servidor apunta el nombre del dominio.

Si hay algo que debes tener claro es que el dominio de una web es algo que va a afectar, de muchas formas, a la página web a lo largo de su vida. Puede parecer, a priori, una decisión relativamente sencilla, pero lo cierto es que es algo que hay que estudiar detenidamente. Es decir, hay que hacerlo con conocimiento de causa y en base a una serie de parámetros para no arrepentirte, más adelante, de no haberte informado bien con antelación.

Lo primordial es que sepas cuáles son los diferentes tipos de dominios que existen a la hora de crear una web médica. Básicamente se pueden dividir en 3 tipos diferentes:

De marca personal

Es un tipo de dominio en el que prima la figura del profesional que desea poner en marcha el proyecto web y mostrar los servicios de salud que presta a través de la página web. Por ejemplo, el dominio se compondría de una combinación del nombre y los apellidos del profesional:

www.dr/a + nombre + apellido.com

Las principales ventajas de este tipo de dominio es que es fácil de recordar, se asocia a la marca personal, es fácil de posicionar para la marca personal y, normalmente, estará disponible. En cambio tiene algunos inconvenientes como ser intransferible, no estar asociado con ninguna actividad o especialidad y no ofrece beneficios para el posicionamiento si no tiene una marca personal fuerte detrás.

Dominios de nombre de marca

En este caso, el nombre del dominio es el identificador de la marca del sitio web y sirve para hacer branding de tu marca comercial. Por ejemplo, puede ser una combinación de siglas o palabras o directamente el nombre de la clínica.

Entre las ventajas que presenta es que es fácil de recordar y relacionar, se asocia la marca con el sitio web, aunque cambie el propósito del sitio web, el prestigio de la marca se mantiene, es transferible y también es fácil que exista la disponibilidad del dominio. Pero también presenta algunos inconvenientes como no estar asociado a ninguna actividad o servicio, hasta que no se consolida la marca no ofrece ningún beneficio para el posicionamiento y es impersonal.

Dominios que incluyen palabras clave

Es el dominio que incluye palabras clave relacionadas con la actividad o servicios médicos.

La principal ventaja es que el usuario y el potencial cliente solo viendo el nombre sabe qué puede encontrar en ese sitio web. Pero otras ventajas que presenta son que identifica claramente la especialidad médica con la web, potencia la estrategia de posicionamiento en torno a la palabra clave y es un dominio transferible.

Eso sí, algunos de los inconvenientes que tiene este dominio es que no suele ser válido para clínicas con varias especialidades; en general, no es fácil de posicionar por alta competencia de webs de la misma actividad y en caso de cambios en la actividad, perdería sentido el nombre y se perdería el posicionamiento hasta el momento.  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio peruano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica