¿Quieres vivir por siempre? Una compañía rusa quiere lograr la resurrección

0
153
Muertes-Estados-Unidos

Si bien la medicina ha logrado extender la esperanza de vida humana en cada vez mejores condiciones físicas, hay un enorme trecho (que todavía no se sabe si se puede superar) antes de poder alcanzar la inmortalidad biológica. Todavía más incierta y lejana está la probabilidad de resurrección, pero ello no ha impedido la aparición de negocios alrededor de este concepto.

KrioRus es una compañía rusa que le ofrece a personas de todo el mundo de congelar su cerebro o todo su cuerpo al momento de morir, con la esperanza que en el futuro se pueda lograr su resurrección con técnicas médicas avanzadas. En sus instalaciones, la empresa cuenta ya con 64 huéspedes, provenientes de Rusia, Suiza, Australia, Estados Unidos, Israel, Italia y otros países.

Danila Medvédev, presidente de la junta directiva de KrioRus, comentó a Sputnik que el procedimiento cuesta 18 mil dólares por cerebro o 36 mil para conservar todo el cuerpo. Para lograr una resurrección efectiva, se le vacía toda la sangre al cadáver y se le reemplaza con una solución crioprotectora que teóricamente evitaría daños a las células cuando el cliente sea descongelado y reanimado en el futuro.

Casi todas las células permanecen vivas, todas las estructuras en el cerebro aún se conservan. Es decir, si uno no quiere usar métodos criogénicos, sino solo la reanimación, entonces sí, el cerebro está muerto. Pero si se espera que aparezcan nuevas tecnologías en el futuro lejano, la muerte cerebral no es un obstáculo.

Medvédev admite que su método no es infalible. Si pasa demasiado tiempo, la estructura del cerebro puede deteriorarse tanto que, incluso si se logra hacer una resurrección exitosa, se habría perdido cualquier rastro de la personalidad original. Sin embargo, propone utilizar tecnologías como Big Data para eventualmente restaurar recuerdos, habilidades y pensamientos.

Apuntó que el gran reto en el futuro para KrioRus será revisar, identificar y corregir efectivamente los problemas conectivos neuronales de los pacientes antes de conseguir la resurrección. Aunque admitió que todavía no existe la tecnología necesaria para realizar esta comprobación, confía que eventualmente la ciencia avanzará lo suficiente como para lograrlo.

Taboola