x

Quiet quitting, la nueva tendencia que defiende la salud mental

El quiet quitting o renuncia silenciosa surgió en redes sociales debido al aumento en los niveles de estrés y ansiedad durante la pandemia.
Quiet quitting
  • De acuerdo con el IMSS el 75% de los trabajadores mexicanos manifiesta haber presentado signos de fatiga laboral.
  • Para contrarrestar este problema en redes sociales se ha popularizado el movimiento conocido como quiet quitting.
  • No pretende disminuir el rendimiento de los trabajadores sino establecer un límite bien definido de los horarios laborales para no extender las jornadas ni llevar la carga de trabajo a casa.

El equilibrio entre la familia y el trabajo siempre ha resultado complejo pero el principal inconveniente para lograr un adecuado balance es el tiempo. Por eso, en fechas recientes surgió el fenómeno social conocido como quiet quitting o renuncia silenciosa y dejó en claro que una parte de los equipos de trabajo no está conforme con las disposiciones adoptadas para el regreso a una ‘nueva normalidad’.

De igual forma, esta tendencia que cada vez es más popular tiene sus orígenes en el aumento en los problemas de salud mental en todo el mundo. El estilo de vida actual ha propiciado que tanto el estrés como la ansiedad sean cada vez más comunes.

Con esto en mente, el quiet quitting consiste en establecer límites bien definidos en los horarios de trabajo. El objetivo es no extender las jornadas ni llevar la carga laboral al hogar por sus consecuencias negativas.

“Se trata de personas que han decidido erradicar la ideología de estar viviendo por y para el trabajo. Laboran sólo lo necesario, sin excesos, cumpliendo con sus tareas, pero sin involucrarse en otras actividades. Es un fenómeno social que podría tener antecedentes de un colaborador desmotivado, abrumado, que ha estado inconforme con el ambiente laboral durante un tiempo considerable”, explica Abel Navajas de Affor Health.

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en el país por lo menos el 75% de los trabajadores manifiesta haber presentado signos de fatiga laboral. Mientras que en el campo de la salud la cifra es todavía mayor.

Ante este panorama el quiet quitting se ha manifestado en las redes sociales, poniendo en evidencia la inconformidad de los equipos, los riesgos psicosociales de los trabajos y lo ausente que han estado las empresas para atenderlos.

“Trabajar a una capacidad mínima es un síntoma de que los colaboradores necesitan apoyo por parte de quienes toman las decisiones en la compañía. La salud mental de un equipo repercute en la productividad. Un colaborador agotado o fastidiado es sinónimo de que el trabajo ha invadido su vida personal, provocándole una desmotivación que es necesario revertir a la brevedad.

¿La renuncia silenciosa es falta de compromiso?

De acuerdo con la última Encuesta Nacional de Empleo, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), el 26.8% de los colaboradores del país trabajan más de 48 horas a la semana. El promedio a nivel nacional es de 42.4 horas por semana.

Las cifras indican que no es falta de compromiso sino de condiciones óptimas para ser más productivo y feliz en el lugar de trabajo. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ubica a México como el país con las jornadas de trabajo más extensas, superando las 2,200 horas al año. Aunque debería ser óptimo para la productividad, en realidad no lo es si los colaboradores están agotados, deprimidos y con altos niveles de estrés.

Quiet quitting
Quiet quitting, la nueva tendencia que defiende la salud mental. Imagen: Cortesía

La renuncia silenciosa confirma los datos de OCC mundial, donde se establece que el 46% de los colaboradores consideran que en sus trabajos hay una falta de control sobre los métodos, ritmos de trabajo y entorno laboral, así como exceso de actividades.

Nueva generación de colaboradores, nuevas formas de trabajo para cuidar su salud mental

La frase “hay que ponerse bien la camiseta” como estrategia para incentivar a los colaboradores ha quedado rebasada y obsoleta. Según el IMSS, un equipo de trabajo que no está a gusto disminuye su productividad hasta un 40%.

Un informe de OCC mundial precisa que el 35% de los colaboradores asegura tener jornadas fuera del horario establecido. En tanto que el 30% argumenta que los horarios de trabajo son rígidos e inflexibles y el 26% considera que hay un equilibrio inadecuado entre el trabajo y la vida personal.

También lee:

Instagram y Meta son acusadas de promover trastornos de salud mental

Personas con ENT tienen más riesgo a las enfermedades de salud mental

Salud mental, una prioridad al momento de elegir un nuevo trabajo

Compartir

Lo más Reciente

ÚNETE A LA COMUNIDAD DE PROFESIONALES DE LA SALUD