Es claro que para ser médico se requiere de una vocación de servicio. Es necesario tener la disposición de ayudar a los pacientes en sus problemas. Aunque al igual que en cualquier otro trabajo también importa la parte económica y los salarios. No se puede caer en el error de ofrecer servicios gratuitos porque se afecta a todo el gremio. Estudiar la carrera requiere de muchos años y lo principal que se desea al egresar de la facultar es mantener un estilo de vida estable. Además algunos también presentan el Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas (ENARM) para convertirse en especialistas.

La salud sí tiene un precio

Pensar en dinero no es malo porque se trata de un requerimiento que todas las personas tienen. Se necesita para solventar todos los gastos de la vida. Ni siquiera se trata de lujos sino de simples necesidades básicas.

Por su parte, muchos pacientes se suelen enojar cuando se les quiere cobrar por una consulta médica pero lo que no toman en cuenta es todo el esfuerzo realizado para obtener el título de médico profesional. Detrás de cada uno hay desvelos, estrés y ansiedad.

Mientras que como ya se mencionó, de manera tradicional los especialistas suelen contar con salarios más atractivos que los médicos generales. Al contar con una preparación académica más extensa y enfocarse en un área específica es que reciben retribuciones mayores.

¿En dónde se paga mejor a los médicos?

Ahora bien, no es una regla general y no ocurre en todos los casos pero en algunas especialidades los salarios son mejores que en otras. Con lo anterior en mente, en 2020 el portal Medscape publicó los resultados de sus estudio Physician Compensation Report. Para su elaboración se encuestó a 43 mil doctores que radican en Estados Unidos. Ya te compartimos la lista con las que tienen los menores sueldos pero ahora es momento de conocer las que pagan menor.

  • Ortopedia.
  • Otorrinolaringología.
  • Cardiología.
  • Radiología.
  • Gastroenterología.

Como ya se mencionó, el estudio fue elaborado en Estados Unidos pero puede funcionar como un parámetro de la situación mundial.

Por otra parte, tampoco se puede caer en el extremo opuesto de pensar que la parte económica es lo único importante el momento de elegir cualquiera de las especialidades disponibles. Son muchos aspectos los que se deben tomar en cuenta aunque uno de los más importantes es seleccionar una que te guste y con la que te identifiques. No olvides que no solo se trata del tiempo en la residencia sino que de esta decisión depende el resto de tu vida.