Recomendaciones de la OMS para realizar eventos masivos en pandemia

Millones de familias dependen de los eventos masivos y para su correcta realización en pandemia se deben seguir las siguientes indicaciones.

El mundo se mantiene en medio de una de las crisis sanitarias más graves de la era moderna. Desde que se identificó la enfermedad ahora conocida como Covid-19 la vida de millones de personas no ha sido igual. Una de las situaciones más criticadas ha sido la realización de eventos masivos en pandemia por el peligro que implican. Aunque lo cierto es que a futuro es necesario pensar en la manera en que se pueden llevar a cabo con el menor riesgo posible.

Nuevos enemigos a vencer

En ese sentido, todavía luce lejana la posibilidad de dar por concluida la pandemia. La reciente aparición de la Variante Ómicron se ha convertido en el nuevo reto a vencer. Lo que más ha sorprendido es la gran cantidad de mutaciones que tiene y la forma en que se ha propagado por el mundo. A la fecha ninguna se había extendido a tantos países en tan poco tiempo.

Ahora bien, la realización de eventos deportivos o de entretenimiento no es un simple capricho. En realidad se trata de un negocio del que dependen millones de familias. Desde hace más de año y medio todos han visto un fuerte impacto en sus bolsillos y por eso es necesario reactivar esta industria aunque de manera segura y paulatina.

Aunque ya existen las vacunas y se aplican alrededor de todo el mundo es necesario recordar su función. Ninguna evita contagios sino cuadros graves de la enfermedad que puedan derivar en fallecimientos.

Consejos a seguir

Con un entorno que presenta desafíos en su adaptación, los organizadores de eventos y empresas enfocadas al cuidado de la salud tienen la oportunidad de innovar para presentar nuevas propuestas e incentivar el regreso a los eventos masivos en pandemia pero siempre de una forma segura. Por tal motivo, Marco Álvarez, CEO de Salus Care Solutions, comparte las medidas básicas que se deberán aplicar de acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

  • Filtros de acceso: Crear filtros de control en los accesos permite a los organizadores del evento gestionar quiénes entran al recinto, revisar temperatura, entregar cubrebocas adecuados y brindar gel antibacterial o alcohol en spray.
  • Aplicación de pruebas COVID: Una de las medidas más recomendadas por la OMS es la aplicación de pruebas rápidas a los asistentes, previo a dar acceso al recinto, esto no solo permitirá detectar casos asintomáticos que requieran reposo en casa, sino que también evitará los contagios en cadena. Actualmente existen nuevas industrias de salud creadas por empresas quienes ofrecen servicios de pruebas rápidas para Covid en eventos masivos, la cual destaca por analizar 7,000 pruebas en tan solo 20 minutos
  • Incentivar el uso de mascarilla y gel: Los organizadores deben promover la salud de los asistentes en todo momento, por lo cual el uso de cubrebocas y lavado de manos o la desinfección con gel debe ser obligatorio y de vital importancia para que los invitados puedan permanecer en el recinto. Esta no es solo es una medida obligatoria, sino una acción de responsabilidad social ante los demás asistentes.
  • Crear zonas dentro del lugar: Para prevenir zonas altas de contagio, es importante delimitar espacios para comer, crear distancia y lugares de separación social permitirá a los asistentes disfrutar de los eventos con un menor riesgo.
  • Recomendar aislarse días previos y posteriores: Aunque ésta es una medida que no es asequible para todo el mundo, el escenario ideal recomienda mantener días de reposo antes y después de un evento, esto con la finalidad de disminuir cadenas de contagio y evitar tener acercamiento con el virus previo al concierto, evento deportivo o festival cultural.

Ante el regreso paulatino a eventos de grandes masas, es importantes recordar que la OMS recomienda no relajar las medidas de prevención. Contar con vacunación completa no previene los contagios o la propagación del virus asintomático, motivo por el cual los eventos deportivos, sociales, culturales y artísticos deberán adaptarse a ciertas medidas para incentivar la prevención, el cuidado de la salud y sobre todo, el sentido de responsabilidad comunitario.