Rusia 2018: Si el Mundial fuera de salud pública, ¿cómo le iría México?

318

Después de una avalancha de especulaciones y predicciones, esta mañana finalmente se llevó a cabo el sorteo para el Mundial de Rusia 2018.

La suerte quedó echada para México al quedar en el Grupo F, sector que compartirá con Alemania, Suecia y Corea del Sur. De esta manera el destino que le depara a nuestra selección de futbol luce un poco complicado (que no imposible), pues tiene ante sí a una de las mayores potencias del balompié en la historia. Y no podemos dejar de mencionar al resto de los rivales: Corea del Sur y Suecia, esta última, encargada de eliminar sorpresivamente a Italia en el repechaje de la UEFA.

Sin embargo, más allá del plano futbolístico, ¿qué pasaría si México tuviera que enfrentarse a estos mismos rivales en materia de salud?, ¿quién ganaría?

¿Quién tiene el mejor sistema de salud?

A principios de 2017, después de 17 años, la Organización Mundial de la Salud (OMS) actualizó su clasificación de los sistemas de salud de 191 países. Este ranking está basado indiferentes tópicos como la información y derechos de los pacientes, accesibilidad, resultados gubernamentales, cobertura de la cartera de servicios, prevención y acceso a medicamentos.

En este conteo, México quedó en el lugar 61 de 191, por debajo de Filipinas y por arriba de Eslovaquia, Egipto, Kazajstán, entre otros.

En el mismo contexto, la empresa estadounidense The Commonwealth Fund realizó a finales de 2016 un ranking de los mejores sistemas sanitarios a nivel mundial, tomando en cuenta cinco criterios: la calidad de atención, acceso, eficiencia, equidad y el número de personas que poseen una vida saludable.Cabe destacar que en este informe no se incluye a México. Otro informe publicado en 2014 sólo incluyó un listado de 10 países.     

Situándonos en el contexto del sorteo para el Mundial de Rusia 2018, podemos observar que Alemania y Suecia tienen sistemas de salud catalogados entre los mejores del mundo.

Alemania

Este país tiene un sistema sanitario mixto en el que conviven tanto el público como el privado, lo que posibilita dar atención médica a toda la población. La esperanza de vida de sus ciudadanos es de 81 años. Además, es la nación de las grandes farmacéuticas y en donde desde hace varios años, las autoridades basan la medicina en la prevención y en el fortalecimiento de la salud, en vez de atacar las enfermedades agresivamente cuando éstas se presentan.

Suecia

De entrada, todos los ciudadanos tienen derecho a la salud, pues el sistema de salud de Suecia está financiado casi exclusivamente por el gobierno, aunque también existen planes de salud privados. Los hombres suecos tienen una esperanza de vida de 80,7 años (cuarto lugar a nivel mundial), por lo que es de esperar que se encuentren en los primeros puestos de casi todas las clasificaciones de salud del mundo.

Corea del Sur

En este país asiático el gobierno adoptó un sistema de salud unificado que ofrece atención médica justa y equitativa para todas las personas, sin excepción alguna. Por si fuera poco, el país asigna regularmente fondos para la lucha contra la contaminación ambiental, pues consideran que ésta es la causa principal de las enfermedades en las personas.

Esto es posible debido a que la economía de Corea del Sur es una de las más sofisticadas del mundo. De acuerdo con Jasper Kim, profesor de la Universidad Ewha en Seúl,  la abundancia de este país tuvo su origen al finalizar la Guerra de Corea en 1953.

Cuando el conflicto terminó nuestro país era uno de los más pobres, incluso más que la mayoría de las naciones de Latinoamérica. Pero afortunadamente el gobierno y las familias se dieron cuenta del valor de la educación, invirtieron en ello extraordinariamente con grandes resultados.

México

En materia de salud, es innegable que México ha tenido notables avances, además de que cuenta con algunos de los mejores médicos de América Latina y tal vez, del mundo. Sin embargo, a nivel general, un reporte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), titulado “Estudios de la OCDE sobre los sistemas de salud: México 2016”, señala que nuestro sistema de salud es “fragmentado e ineficiente”.

En dicho estudio, la OCDE afirma que el incremento al presupuesto público destinado al sector no ha ofrecido mejoras evidentes a la salud de los mexicanos. De igual forma, menciona que el dinero invertido no ha entregado los resultados esperados por lo que calificó al sistema de salud mexicano como crítico.

En el documento, la OCDE afirma que las autoridades de salud y el gobierno federal han fallado en atender las necesidades básicas de salud de México, pues “no es equitativo y funciona con demasiadas fallas”.

Así pues, en un supuesto Mundial de Sistemas de Salud, con los mismos países con los que México jugará en el Mundial Rusia 2018, ¿quién ganaría?