Se viven tiempos complicados y lo sabes bien. La actual pandemia de Covid-19 ha provocado que una tercera parte de la población deba permanecer dentro de sus hogares en cuarentena. Son varios los países que han instaurado esta medida de restricción social por ser la más eficiente para prevenir la propagación del virus. Aunque al mismo tiempo, también afecta a innumerables negocios que han tenido que cerrar o han disminuido su flujo.

En ese sentido, un riesgo que corren los pacientes es que al trasladarse a un hospital pueden contagiarse. Inclusive las salas de espera de los nosocomios son bastante peligrosas por todas las personas enfermas que reciben a diario. Pero con apoyo de la tecnología, ya no es necesario que exista contacto físico en una consulta médica.

Consultas médicas a distancia

Cada vez son más frecuentes las teleconsultas porque lo único que se requiere es que tanto el médico como el paciente cuenten con un teléfono o computadora con acceso a internet. A través de una simple videollamada se puede realizar lo mismo que en cualquier consulta convencional. Desde el cuestionario básico hasta una revisión superficial para determinar el origen de la enfermedad y poder emitir un diagnóstico.

Ahora bien, un inconveniente para algunos médicos es que no saben cómo se debe cobrar una teleconsulta ni el procedimiento exacto que deben seguir con los pacientes. Como una solución, acaba de ser lanzado Nimbo Telehealth en nuestro país.

La plataforma digital permite la posibilidad de enlazar a médicos con pacientes a través de internet. Aunque una de sus novedades es que realiza todo el procedimiento de agendar la cita en un horario específico. De esta manera, las tres ventajas fundamentales que ofrecen a los médicos son las siguientes:

  • Cobrar por anticipado a tus consultas vía tarjeta de crédito y depositado a tu cuenta bancaria.
  • Enviar a tus pacientes un link vía WhatsApp en el que ellos entran a tu portal para agendar una cita.
  • Las videollamadas son grabadas y forman parte automáticamente del expediente clínico de los pacientes.

Para entender mejor el procedimiento puedes ver el siguiente tutorial que explica su funcionamiento:

 

Al obtener una cuenta en Nimbo Telehealth, tú mismo puedes elegir el precio que vas a cobrar por tus teleconsultas. La plataforma cobra el cinco por ciento y el resto es depositado directamente a ti.

Para evitar exponer a tus pacientes a la intemperie es preferible optar por una teleconsulta médica. Además el servicio no es exclusivo de la cuarentena sino que se trata de una modalidad que cada vez es más frecuente en el mundo.