Patrocinado por RB MJN            

 

 

 

 

La telemedicina ha llegado para imponerse y son muchas las apps necesarias para poder ofrecer una excelente consulta a todos tus pacientes. Las apps de mensajería se imponen en la medicina virtual y es por eso por lo que muchos profesionales de la salud optan por apps conocidas para comunicarse como WhatsApp o Skype aunque esto podría ser un error ya que, a pesar de sus múltiples ventajas como instantaneidad, facilidad en el manejo y su gratuidad, no cumplen con las necesidades que existen en una comunicación privada entre un paciente y su médico.

Pero, ¿Qué es lo que hace que estas apps no sean la opción más segura para comunicarte con tus pacientes? Básicamente, al usar Skype, el programa recopila datos a través de las interacciones en las que éste se utilice y los transfiere a Microsoft. Tanto WhatsApp como WhatsApp Business trabajan y comparten información de sus usuarios con Facebook, como especifican en sus prácticas relativas a los datos.

Son peligrosos cuando se lidia con la información de pacientes

Aunque estos usos son legales, ya que se detallan en las páginas webs oficiales de ambas, siempre que utilices sus servicios, el paciente se expone a que la información del profesional médico o de los pacientes sean compartidos con otras grandes empresas o con terceros y esto será especialmente peligroso cuando se lidia con información de pacientes.

Pero estos son solo unos pocos inconvenientes relativos al uso de estos servicios de mensajería y es que en ellos no existen ni límites ni condiciones de uso para los pacientes y no se establecen unos horarios de contacto claros, ni tampoco normas relativas a la invasión de la privacidad y su uso puede fomentar un flujo excesivo de mensajes o el contacto en horas fuera de consulta.

Las plataformas de salud digital ahorran tiempo y simplifican los procesos

Así que las plataformas destinadas exclusivamente a la salud digital sí existen regulaciones específicas que protegen los datos de pacientes y médicos y se puede establecer un horario concreto de consultas y no hay posibilidades de que se produzcan invasiones de publicidad.

Desde la web de Open Salud, el Dr. Manuel Antonio Fernández recomienda, en su proyecto, “El Neuropediatra” que la salud digital va más allá y sus principios radican en trasladar y adaptar los procesos asistenciales que conocemos como modelos tradicionales a los sistemas que las nuevas tecnologías nos permiten implementar”.

Es por eso por lo que las plataformas de salud digital ahorran tiempo, simplifican los procesos y evitan errores mejorando ostensiblemente la eficiencia.  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio peruano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica