¿Sabías que? El megacolon toxico puede ser mortal

152

Reconocemos que, eliminar las sustancias toxicas de nuestro cuerpo por medio de las heces, es necesario para conservar la salud y disminuir el riesgo de sufrir autointoxicaciones. Sin embargo, los malos hábitos alimenticios, el estrés mal manejado y el sedentarismo, influyen en el proceso de evacuar los desechos correctamente. De ahí, que el megacolon toxico, se convierta en una enfermedad de alto riesgo, que lentamente puede comprometer la vida del individuo.

Especialmente, porque esta es una condición que puede estar presente desde el nacimiento por efecto directo de la genética.  Donde la dilatación masiva del intestino grueso lleva a dificultar notoriamente el manejo adecuado de las heces y los gases. Pero, también puede adquirirse al paso del tiempo, como consecuencia de otras patologías infecciosas o a raíz de una constipación intestinal crónica sin tratar. 1

El megacolon toxico es una complicación

De hecho, las inflamaciones relacionadas con los diferentes tipos de colitis, si no son tratadas convenientemente, pueden llevar a una dilatación extrema del colon. Donde, en casos graves, los síntomas que desencadena incluyen temperatura corporal mayor a 38,5ºC y frecuencia cardiaca por encima de 120 pulsaciones por minuto. Además, de mostrar una disminución profusa de la presión arterial; acompañada de confusión mental y deshidratación; amenazando la existencia del paciente.1

Es así, como el megacolon toxico, genera lesiones en las terminaciones nerviosas del intestino, haciendo que se pierda la capacidad de movimiento para expulsar la materia fecal correctamente. Lo que hace, que paulatinamente las paredes intestinales se impregnen con material de desecho que se fermenta y al ser nuevamente absorbido por el organismo, consigue que se intoxiqué en forma masiva, causando serias complicaciones de salud.2

¿Existe algún tipo de tratamiento?

Al hablar del megacolon toxico adquirido; en respuesta a una enfermedad como recto colitis ulcerativa o a una torsión intestinal, diverticulitis, isquemia intestinal u obstrucción por cáncer; primero que todo se debe buscar aliviar los síntomas. De ahí, que la evaluación médica y las pruebas diagnósticas sean importantes para establecer la gravedad del cuadro clínico y postular el tratamiento más adecuado.2

Sobre todo, porque se necesita reponer inmediatamente los electrolitos sanguíneos y disminuir la inflamación intestinal. Para lo cual, seguramente se formulará el uso de antibióticos, antiinflamatorios y corticoides. Pero, cuando los síntomas son severos y las pruebas radiológicas muestran una dilación mayor a 6 cm en el diámetro, la opción de extirpar quirúrgicamente la zona afectada puede ser lo más acertado.3

En resumen

El megacolon toxico, es una condición clínica de consideración, que pone en riesgo la vida del paciente. Sobre todo, cuando llega a generar complicaciones que llegan a producir vomito, hinchazón y dolor abdominal agudo. Por tanto, ante cualquier síntoma, es importante contar con la orientación profesional. Además, también es necesario atender los factores de riesgo.

De ahí, que incluir alimentos ricos en fibra en la dieta diaria, realizar actividad física en forma frecuente, descansar adecuadamente y mantener a raya los niveles pocos sanos del estrés, pueden convertirse en estrategias de salud que pueden ayudar.  Así, no solo se consigue mantener el colon saludable, sino también todo el organismo, en pro de mantener unas buenas condiciones de vida.

Referencias:

1.Siado Guerrero SA, Jiménez Sánchez HC, Martínez Montalvo CM. Megacolon Tóxico De Origen Idiopático: Reporte De Caso. Rev. colomb. Gastroenterol. [Internet]. 5 de julio de 2018 [citado 10 de septiembre de 2021];33(2):166-71. Disponible en: https://revistagastrocol.com/index.php/rcg/article/view/256.

  1. 2. Carrillo-Esper R, Calderón-Álvarez TJL, Muciño-Bermejo J, et al. Megacolon tóxico. Med Int Mex. [internet] 2012 [consultado 10 sep. 2021];28(3):282-287. Disponible en:

https://www.medigraphic.com/cgi-bin/new/resumen.cgi?IDARTICULO=34935.

3.Castro Fernández M., García Romero D., Sánchez Muñoz D., Grande L, Larraona J. L. Colitis ulcerosa grave, con megacolon tóxico, resuelta con infliximab. Rev. esp. enferm. dig.  [Internet]. 2007 jul [citado 2021 sep.10]; 99(7):426-427. Disponible en:

http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1130-01082007000700017&lng=es.