La actual pandemia de Covid-19 se ha convertido en uno de los mayores problemas mundiales de las últimas décadas. Hasta el momento ya ha provocado 917 mil 417 defunciones y la tendencia se mantiene en aumento. Inclusive se teme que en la mayor parte de Europa se prolongue el actual rebrote durante toda la temporada de otoño. Existe mucha incertidumbre con respecto a lo que pueda ocurre a mediano plazo.

Por otra parte, un problema de este tipo también ha significado un área de oportunidad para ciertos rubros. El e-commerce ha visto un aumento en sus ventas nunca antes visto. Ante el confinamiento y aislamiento social se ha convertido en una alternativa para adquirir productos sin salir de casa.

Otro sector en el que ha existido un importante cambio es el sanitario. En mayo pasado la Secretaría de Salud (SSa) dio a conocer que durante 2020 se había contratado a 44 mil profesionales de la salud. De ellos, al menos 25 mil fueron requeridos a partir de la pandemia. Ahora es cuando más se requiere de médicos, enfermeras y demás trabajadores que apoyen a los pacientes.

Aumentan contrataciones sin prestaciones para médicos

Por desgracia, no en todos los casos se ha empleado al personal médico de forma legal y correcta. De acuerdo con el Dr. Gabriel Pérez, dirigente del Frente Nacional de Trabajadores de la Salud (FNS), al menos cinco mil médicos y enfermeras han sido contratados de manera irregular por la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (Sedesa).

A decir del también pediatra, al momento en que son requeridos para integrarse a trabajar se les hace firmar un documento que presenta muchas inconsistencias. En primer lugar, no tiene sello oficial ni cláusulas, además de que al trabajador nunca se le entrega una copia del mismo.

Como consecuencia, los trabajadores de la salud son contratados sin prestaciones ni derechos sindicales y sin aspectos básicos como la posibilidad de generar antigüedad.

A su vez, también indica que existen casos registrados de médicos que pertenecían a la Sedesa y se les hizo firmar su renuncia con la promesa de volver a ser contratados con mejores salarios. La realidad es que perdieron las prestaciones que tenían y ahora laboran sin una certeza o al menos un contrato fijo.

Por su parte, algunos médicos que están con el esquema de Estabilidad Laboral o Nómina 8 añadieron que a inicios de años la Sedesa les aseguró que a través del programa Galeno Salud se les daría un contrato por tiempo indefinido con prestaciones de ley pero sin posibilidad de integrarse al sindicato, con el propósito regularizar los derechos laborales de los trabajadores.

No habrá basificación de personal durante el resto de 2020

Aunque todo lo anterior ocurre en la capital del país, en el resto el panorama no es muy distinto. Se debe recordar que apenas hace unos días el Dr. Hugo López-Gatell, declaró que aunque se busca basificar a los 80 mil trabajadores de la salud que laboran por honorarios o son eventuales, de momento no podrá ser.

Debido a la actual emergencia sanitaria se canceló el programa que se tenía previsto y será a partir del 2021 cuando se retome la posibilidad de ofrecer contratos permanentes. Mientras tanto será una lamentable situación que va a continuar en nuestro país.

¿Y tú conoces a algún compañero que haya sido contratado sin prestaciones laborales?