La distribución de profesionales de la salud en nuestro país ha sido motivo de debate a lo largo de los últimos años. Mientras que algunos sostienen que hace falta personal para atender a toda la población, otros señalan que el problema es cómo están repartidos en el territorio. Lo cierto es que existe una diferencia notoria entre los hospitales de áreas rurales y los ubicados en las grandes ciudades.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador aprovechó una de sus conferencias matutinas de la semana para hablar sobre la situación. Lo que comentó es que el mayor inconveniente es que los médicos especialistas no quieren trasladarse a las comunidades rurales para trabajar.

Aumento de sueldo pero sólo para algunos especialistas

Agregó que durante su recorrido del año pasado por hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Bienestar detectó la falta de especialistas. A su vez, indicó que la mayoría están concentrados en las ciudades más pobladas del país.

Para intentar ofrecer una solución al problema, recalcó que uno de sus propuestas ha sido la de ofrecer un aumento de sueldo pero sólo a los especialistas que trabajen en comunidades rurales. Insistió en que deben de ganar más los que laboren en pequeños pueblos de Chiapas que los que están en la Ciudad de México.

Refirió que sí existen vacantes para trabajar en zonas remotas pero nadie quiere aprovechar las oportunidades. De igual forma acusó que todo ha sido provocado por el descuido y desinterés en la formación de médicos cometido por gobiernos pasados. Como ha dicho en el pasado, dijo que el examen de admisión en las universidades es un barrera que ha impedido que los jóvenes puedan estudiar.

Por otra parte, un aspecto que no ha sido mencionado por las autoridades es que una gran cantidad de profesionales de la salud no desean laborar en comunidades rurales por los elevados índices de inseguridad. Son varios los casos documentados de agresiones, robos y asesinatos contra médicos. Por eso es que no se trata de una cuestión de ingresos económicos sino de garantizar su integridad.