La aparición de la Covid-19 tomó por sorpresa al mundo. Su impacto ha sido bastante notorio y tan sólo en México se posicionó como la segunda causa de muerte durante el 2020, por debajo de las enfermedades del corazón. Por su parte, en el resto del planeta el panorama no es muy distinto y a nivel global ya ha provocado más de dos millones de fallecimientos. Las estrategias implementadas por la mayoría de los gobiernos han fracasado mientras el problema se ha extendido por más de 12 meses.

En ese sentido, un avance importante que se ha conseguido ha sido el desarrollo de vacunas. Hasta este momento ya existen al menos una decena que han concluido sus ensayos clínicos o se encuentran en la fase final. Algunas como la de Pfizer y Moderna llevan más de un mes desde que han comenzado su aplicación.

Ahora bien, existen puntos pendientes que requieren de actualizaciones. Se trata de la atención a pacientes infectados o casos sospechosos. Hasta el momento no se cuenta con un medicamento que haya sido diseñado específicamente contra la Covid-19. El único recomendado por las autoridades mexicanas es la dexametasona pero se deben cumplir cinco reglas para su uso.

Por otra parte, al ser una enfermedad nueva las constantes investigaciones que se realizan ofrecen información de interés. Eso ha permitido identificar nuevos síntomas para conseguir un diagnóstico más certero. Aunque se debe recordar que hasta el momento la prueba PCR se mantiene como la de mayor eficacia para detectar casos positivos.

Nuevas guías para la atención de casos sospechosos y confirmados

A partir de todo lo anterior es que la Secretaría de Salud (SSa) dio a conocer que ya se trabaja en la actualización e integración de los Lineamientos de atención clínica para personas con Covid-19.

La revisión de la evidencia científica internacional, así como los resultados de intervenciones que se han realizado a nivel nacional tiene como objetivo emitir recomendaciones para el tratamiento de las personas que requieren atención en el primer nivel y cuidados hospitalarios.

El panel está integrado por especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad coordinados por la CCINSHAE, Petróleos Mexicanos (Pemex), Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), y Secretaría de Marina (Semar).

Las directrices actualizadas para el tratamiento y manejo de la enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2 habrán de traducirse en una estrategia de reforzamiento en la capacitación del personal médico a nivel nacional.

¿Qué dicen los lineamientos actuales de la SSa?

En ese sentido, es necesario recordar que una de las últimas actualizaciones de la SSa a los lineamientos para detectar casos Covid-19 se publicó el 25 de agosto de 2020. Lo que en su momento se dijo es que se debía catalogar como un caso sospechoso de Enfermedad Respiratoria Viral a: Persona de cualquier edad que en los últimos 10 días haya presentado al menos uno de los siguientes signos y síntomas mayores: tos, fiebre, disnea (dato de gravedad) o cefalea acompañados de al menos uno de los siguientes signos o síntomas menores:

  • Mialgias.
  • Artralgias.
  • Odinofagia.
  • Escalofríos.
  • Dolor torácico.
  • Rinorrea.
  • Anosmia.
  • Disgeusia.
  • Conjuntivitis.
    *En menores de cinco años de edad la irritabilidad puede sustituir la cefalea.

De tal forma, se prevé que ahora se añadan más síntomas que permitan especialmente a los médicos de primer contacto poder detectar posibles casos de infección. De esta forma se podría brindar atención temprana y evitar que los cuadros evoluciones a estados avanzados que pongan en peligro la salud de los pacientes.