La Secretaría de Salud (SSa) emitió el Reglamento para la Producción, Investigación y Uso Medicinal de la Cannabis, que se prevé entre en vigor el siguiente año, asegura el acceso de pacientes al medicamento y otorga al personal médico la facultad para prescribirlo, anunció el titular de la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), Gady Zabicky Zirot.

El funcionario añadió que el reglamento que se emitió, en cumplimiento al ordenamiento de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, diferencia entre las dos moléculas más importantes del cannabis: CBD para uso medicinal, y THC que es psicoactiva.

Personal médico tendrá facultad para prescribirlos

La SSa, Conadic e instancias involucradas vigilarán la calidad, pureza y contenido de medicamentos que se manejarán con o sin restricciones, dependiendo del contenido. Además, capacitarán a personal de salud en su prescripción y contribuirán con la elaboración de leyes secundarias y guías clínicas.

Asimismo, mencionó que vigilarán e investigarán los aspectos clínicos en el manejo de medicamentos, sus efectos, calidad, presentaciones, así como características de los productos no médicos.

Al referirse al dictamen por el que se expide la Ley Federal para la Regulación del Cannabis para modificar el carácter criminal de la producción y uso recreativo en adultos, precisó que el propósito es defender los derechos humanos por encima de los mercados, porque se tiene que privilegiar la salud pública.

Restricciones para la población mexicana

También dijo que uno de los retos es evitar que personas menores de 20 años tengan acceso a productos cannábicos porque su consumo se asocia con riesgos a futuro. Por tal motivo, a nivel nacional se generará una campaña masiva de psicoeducación, sensibilización y atención para proteger a las niñas y niños contra el consumo temprano y se brindará orientación a las y los usuarios.

Mientras que el director general de los servicios de Atención Psiquiátrica de la Secretaría de Salud, Juan Manuel Quijada Gaytán, se refirió a la Estrategia Nacional para la Prevención de Adicciones (ENPA) Juntos por la Paz, que consiste en adaptar los componentes a cada comunidad para fortalecer en ese entorno los factores protectores para evitar el consumo de sustancias psicoactivas, sobre todo alcohol y tabaco, con énfasis en niñas, niños, adolescentes y juventudes.

La directora de Vinculación y Coordinación Operativa de la Conadic, Evalinda Barrón Velázquez, dijo que la ENPA es un esfuerzo intersectorial que implica un cambio de perspectiva basada en las personas y no en las sustancias, ya que se trata de un tema de salud mental por consumo problemático o trastornos de dependencia a sustancias psicoactivas, en muchos casos consecuencia de factores ambientales como es el económico, sociocultural y, sobre todo, las distintas formas de violencias.

En esta tarea participan los tres órdenes de gobierno y dependencias federales para la reconstrucción del tejido social, a través de factores protectores y la promoción de la cultura de paz con énfasis en el respeto a los derechos humanos de consumidores, perspectiva de género y el trabajo en el individuo, la escuela y la sociedad.