Mientras se mantiene en su máximo punto la transmisión de la Covid-19 en nuestro país, continúa la campaña nacional de vacunación. Hasta este momento se han registrado 22 casos de médicos y enfermeras con reacciones alérgicas minutos después de recibir la inmunización pero todos fueron menores. Los principales síntomas han sido mareos, cefalea y dolor muscular pero todos fueron resueltos en el mismo espacio de aplicación de la inoculación.

Caso único en el mundo ocurre en México

Pero ahora la mayor preocupación, como ya te informamos, ha sido generada por la primera reacción adversa grave que ha ocurrido en nuestro país. Todo ocurrió a raíz de que la Dra. Karla Cecilia Pérez Osorio, quien es médica internista en el Hospital General de Zona (HGZ) No. 7 de Monclova, Coahuila, acudió a vacunarse.

Como muchos de sus compañeros, el pasado 30 de diciembre asistió para recibir la vacuna de Pfizer que es la única autorizada en México. El inconveniente es que minutos después de la aplicación sufrió de convulsiones y parálisis de manos. De inmediato se le brindó atención en el mismo lugar de la aplicación y ante la gravedad del caso tuvo que ser trasladada vía aérea a la Clínica No. 25 de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Monterrey, Nuevo León, donde permanece internada.

De mielitis transversa a encefalomielitis en estudio

De acuerdo con una primera valoración se informó que se trataba de un caso de mielitis transversa. Se trata de una situación muy grave porque es la primera ocasión en el mundo que la vacuna de Pfizer es asociada con esta enfermedad. Aunque se debe recordar que anteriormente se presentaron dos casos de este tipo en voluntarios que participaron en los ensayos clínicos de la inmunización de AstraZeneca.

Ante el revuelo que ha provocado el incidente, la Secretaría de Salud (SSa) ha tenido que publicar su primer boletín sobre el tema. Lo más importante es que afirma que la médica de 31 años de edad se encuentra estable pero bajo observación.

Al respecto, la Secretaría da a conocer que ya estudia el caso para conocer la causa directa del cuadro que presenta la doctora. En tanto que el diagnóstico actual es encefalomielitis en estudio.

Posible causa de la reacción adversa

Un aspecto muy importante en el que se hace énfasis es que la médica cuenta con antecedente de alergia al Trimetroprim con sulfametoxazol, misma que puede ocasionar cuadros graves e inclusive la muerte y se caracteriza, entre otras cosas, por erupciones cutáneas, angioedema y reacción anafiláctica. De momento se infiere que esa habría sido la causa que habría ocasionado este problema.

También se menciona que con la evidencia científica disponible de los ensayos clínicos de la vacuna Pfizer-BioNTech BNT162b2 contra el virus SARS-CoV-2, ninguna persona había presentado antes encefalitis luego de la aplicación de la vacuna.

Autoridades de salud representadas por la Dirección General de Epidemiología y el Centro Nacional para la Salud de la Infancia y Adolescencia (Censia) se encuentran investigando el caso junto con el IMSS, bajo el protocolo de Eventos Supuestamente Atribuibles a la Vacunación e Inmunización (ESAVI) establecido por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Por lo pronto, como ya se mencionó, la doctora se encuentra bajo observación y tratamiento por parte de especialistas en medicina crítica para disminuir la inflamación cerebral presentada. Se continuará tratamiento especializado intensivo con base en esteroides y anticonvulsivos para disminuir el riesgo de que presente secuelas.