Las opiniones en torno al presunto rebrote de Covid-19 en nuestro país se mantienen divididas. Mientras el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece) asegura que hay muestras claras, el presidente Andrés Manuel López Obrador negó los presuntos indicios. Además recalcó que se ha trabajado de la manera correcta para combatir el problema de la mano de los expertos en el tema. Aunque sin importar la postura, lo cierto es que hasta el momento suman 854 mil 926 casos totales y 86 mil 338 defunciones en México.

Por su parte, una de las adversidades que enfrenta el mundo es que al tratarse de una nueva enfermedad, todavía no se conocen sus verdaderos alcances. Además tampoco se ha diseñado una vacuna eficaz contra el virus. Existen varios proyectos en etapas avanzadas de desarrollo pero ninguno ha concluido la fase 3 de ensayos clínicos para poder iniciar su comercialización.

De hecho, al menos dos de las farmacéuticas que trabajan en una inmunización han presentado problemas. Tanto AstraZeneca como Johnson & Johnson han tenido que suspender de manera temporal sus pruebas debido a que voluntarios han desarrollado extrañas enfermedades. Aunque a partir de las investigaciones internas se analiza si realmente los incidentes fueron provocados por las inoculaciones o por factores externos.

Por otra parte, también se trabaja en fármacos para la atención de pacientes infectados que ayuden en su recuperación. A partir de las opciones existentes se analiza si alguna de ellas ofrece los suficientes resultados positivos para poder ser recomendada.

Único fármaco avalado contra la Covid-19

En este caso, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, fue claro al afirmar que sólo existe una opción aprobada en nuestro país. Se trata de la dexametasona y cuenta con dos restricciones. La primera es que su administración debe estar precedida por la recomendación de un especialista porque una persona nunca se la debe recetar a sí misma. Mientras que la segunda es que sólo se recomienda para cuadros graves de la enfermedad. Si se consume cuando existen síntomas leves se corre el peligro de que sea contraproducente.

Es un fármaco que sí mostró ser útil en un ensayo clínico previamente publicado y es dexametasona. Dexametasona es un fármaco de la clase molecular de los esteroides y este medicamento se utiliza como un antiinflamatorio muy potente, tiene múltiples indicaciones terapéuticas en la medicina contemporánea, pero en general es por su efecto antiinflamatorio.

A su vez, recordó que el fármaco fue el único que logró aceptables en el ensayo Solidarity realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Al analizar varias opciones en pacientes de distintas nacionalidades se observó que sí ayuda en la recuperación de los pacientes graves.

Opciones que NO se recomiendan

Por otra parte, recordó a toda la comunidad médica abstenerse de utilizar otros fármacos como remdesivir, hidroxicloroquina, lopinavir/ritonavir e interferón con sus pacientes. Todos ellos también participaron en el ensayo de la OMS y mostraron tener efectos positivos mínimos o nulos.

A partir de lo anterior, López-Gatell recordó que las indicaciones generales del uso de la dexametasona aparecen en la Guía médica de atención a pacientes Covid-19 publicada por la Secretaría de Salud (SSa). Por lo mismo, es un documento que debes consultar para conocer las disposiciones que marcan las autoridades sanitarias.