Tabaco y estigma: El frente que deben de atender los profesionales de la salud en la lucha contra la EPOC

Conforme los productos de tabaco se transforman para atraer una audiencia más alta, el sector salud debe responder para reducir la incidencia de EPOC

0
27

En México, existen 3 barreras importantes para la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC). El impacto de la biomasa en áreas rurales, la expectativas de los pacientes y la transformación de la población afectada. Pero en una entrevista con Saludiario, Antonio Anzueto apunta que éste último es el más importante para los profesionales de la salud. En especial, para poder reducir uno de los peores factores de riesgo: el tabaco.

Anzueto reafirma que los médicos mexicanos reconocen más la EPOC. No solo hay más medios de diagnóstico y es más vista la enfermedad en los currículos académicos. También se tiene una mayor conciencia del peligro que representan las condiciones pulmonares para los pacientes. Sin embargo, comenta que aún falta aumentar esfuerzos de prevención, en particular entre jóvenes. Pero especialmente, con respecto a la relación de esta población con los productos de tabaco.

Creo que tenemos que trabajar más en enfatizar y disminuir la accesibilidad y disponibilidad de anuncios. Hoy en día, se tienen estos productos muy al alcance. Estamos creando a la próxima generación de pacientes, que [a este ritmo] estará afectada [por la EPOC] los próximos 50 años. Debemos reconocer el abuso de los productos de tabaco, incluidas las alternativas electrónicas.

Estigma, el gran factor negativo en la lucha contra la EPOC

Comentó Anzueto que para luchar contra esta tendencia, los profesionales de la salud deben preguntar a sus pacientes si fuman. Reafirma que esta plática no solo servirá para identificar posibles casos de riesgo para la EPOC. También, se puede empezar a generar un círculo de información sobre la enfermedad. Así, poco a poco, se puede eliminar el estigma que la rodea.

Hay que hablar de la EPOC. No en el sentido de reprimir, sino de ayudar. En los estudios sobre dejar de fumar, los pacientes afirman que sus doctores no les preguntan si fuman. Si saben que fuman, no les dicen nada sobre el hábito. Ese no es el punto. Un profesional de la salud debe ofrecerse como un experto para ayudar a las personas para dejar esta adicción. […] No debemos penalizarlo. Más bien, hay que encontrar una solución.

El experto también mostró consternación ante el creciente uso del cigarro electrónico y su posible efecto en la EPOC. Apuntó que permiten a los jóvenes fumar constantemente. Además, el sabor facilita que se desarrolle a una adicción a la nicotina. Señaló que deberían considerarse estrictos controles a su comercialización.

Taboola