Aunque desde hace poco más de un año la Covid-19 se ha posicionado como la mayor preocupación sanitaria en México y el mundo no significa que sea la única. En realidad existen otros problemas que presentan una alta tasa de mortalidad y muchos de ellos han sido descuidados. Dentro de la lista se encuentra la Leucemia Linfocítica Crónica que además ha registrado un preocupante aumento en México y ya se encuentra dentro de las principales enfermedades onco-hematológicas.

Así fue informado dentro de la 5ª edición del Congreso Iberoamericano de Neoplasias Linfoproliferativas (CieLO). Con ponentes nacionales e internacionales se discutieron y dieron a conocer las novedades y avances para las enfermedades de este tipo.

Con respecto a la leucemia en general, de acuerdo con GLOBOCAN se diagnosticaron seis mil 955 casos nuevos de esta enfermedad en 2020. De ellos fallecieron cuatro mil 786 personas y así se posicionó dentro de los diez primeros cánceres con mayor incidencia y mortalidad en México.

Tipos de personas a las que afecta

Ahora bien, al hablar en específico de la Leucemia Linfocítica Crónica es necesario recordar que se trata de una enfermedad sanguínea que afecta a los linfocitos B. Además suele ser más común en adultos de entre 64 y 70 años. Dado el rango de edad en la que se presenta, la mayoría de las personas diagnosticadas también padecen alguna comorbilidad. Las principales son las enfermedades cardiovasculares y degenerativas que afectan directamente el pronóstico de la patología.

El Dr. Oscar de Jesús Pérez, especialista en hematología, egresado del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” y jefe del servicio de Hematología en el Hospital Central “Dr. Ignacio Morones Prieto” en San Luis Potosí, mencionó que “La Leucemia Linfocítica Crónica se identifica principalmente mediante una citometría hemática ya que alrededor del 70 al 80 por ciento de las personas no presentan ningún cuadro clínico de la enfermedad”.

La importancia de los avances tecnológicos

Agregó que usualmente, tras diagnosticar la enfermedad, es necesario valorar la edad de la persona para poder abordar el tratamiento adecuado. Aunque ahora, gracias a los avances en terapias innovadoras cada vez hay más opciones que permiten a las personas con leucemia tener un mejor pronóstico.

También dijo que antes la Leucemia Linfocítica Crónica era una enfermedad muy difícil de tratar. Pero ahora con los avances de la ciencia y la tecnología se ha logrado la evolución de su tratamiento. El propósito de las diversas opciones que han existido para atender cualquier neoplasia oncológica es combatir la enfermedad y a lo largo del tiempo, y gracias a la innovación, las terapias continúan evolucionado y revolucionando la progresión de la enfermedad y mejoría de las personas.