Patrocinado por RB MJN        

 

 

 

 

 

Desde hace varios años que se ha venido hablando sobre la perspectiva de desarrollo de nuevas técnicas y herramientas que permitan a los anestesiólogos controlar procedimientos de sedación a distancia; esto se conoce como teleanestesia.

Te puede interesar nuestro artículo: Principales causas de la mortalidad infantil en Ecuador

Sin embargo, el tema ha tomado un nuevo impulso durante el año 2020, en medio de una pandemia global que ha llevado al límite a los sistemas de salud en la mayoría de los países de América Latina y que ha puesto a la telemedicina en el centro de atención de las nuevas investigaciones. Si bien la anestesiología puede ser una de las ramas médicas que menos ha avanzado en cuanto a procedimientos a distancia, la necesidad de ampliar el alcance y efectividad de la teleanestesia ya resulta evidente.

Sobre la importancia de la teleanestesia

La posibilidad de llevar a cabo procedimientos de sedación a distancia puede hacer una diferencia importante en la calidad de los servicios de atención médica en zonas de difícil acceso. Un problema persistente en países con gran cantidad de zonas rurales como: Ecuador, Brasil y Colombia.

Uno de los motivos por los que los servicios de emergencia médica en zonas rurales no cumplen con los estándares mínimos de calidad, es la falta de personal calificado en el área. Sin embargo, herramientas como la teleanestesia podrían significar una solución permanente para este problema.

Procedimientos exitosos en el pasado

En el año 2010, el Dr. Thomas Hemmerling, junto a un equipo multidisciplinario (en Montreal, Canadá) la aplicación remota de anestesia general a un paciente quirúrgico en Italia. 

El proceso se llevó a cabo gracias a un sistema automatizado para la administración de la anestesia y a través de un sistema de cámaras que monitorean los signos vitales del paciente en tiempo real.

El Robot Da Vinci XI, incluye funciones especializadas para administrar anestesia general a distancia. También permiten al anestesiólogo hacer seguimiento en tiempo real del paciente.

El robot también incluye un sistema de entubamiento remoto, conocido como videolaringoscopio Kepler, que es operado por el anestesiólogo a distancia o en modo automático (IA del robot). De hecho, durante el 2019 se llevó a cabo en Madrid, la Primera Jornada de Anestesia en Cirugía Robótica.

La importancia de la teleanestesia para Ecuador

Ecuador es un país que se caracteriza por su variación en las zonas geográficas. Debido a su ubicación en plena cordillera de los Andes, posee muchas zonas de difícil acceso. Lo mismo sucede en regiones costeras que se encuentran alejadas de las ciudades grandes.

En estas zonas, resulta común ver como la falta de personal médico conduce al agravamiento de algunas patologías, debido principalmente a la imposibilidad de llevar a cabo operaciones tan sencillas como una apendicitis.

La posibilidad de contar con estos servicios en nuestro país en un futuro cercano, podría contribuir a salvar cientos de vidas cada año, especialmente para las clases sociales más vulnerables.

Los retos de la teleanestesia

En primer lugar, un procedimiento de anestesia necesita una conexión sumamente estable. Un retraso de algunos segundos en la transmisión de datos (audio y video), puede significar un riesgo a la vida del paciente.

También se ha planteado el desarrollo de un software de bajo consumo de datos (programas especializados que funcionan con conexiones deficientes a internet), que permitan hacer seguimiento en tiempo real de los signos vitales del paciente con retraso de apenas unos milisegundos.  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio ecuatoriano
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.