Terapia de Infusión Intravenosa, indispensable para reducir riesgos en hospitalizaciones

En México se estima que entre el 80 y el 95 por ciento de los pacientes hospitalizados reciben tratamiento por vía endovenosa.

708

La práctica diaria del profesional de enfermería está relacionada con la Terapia de Infusión. Comparada con otras vías de administración, la vía intravenosa es el medio más rápido para aportar soluciones y fármacos, siendo, además, la única vía de administración para algunos tratamientos, como es el caso de las transfusiones.

Es por ello que el uso de la terapia de infusión intravenosa es imprescindible en el manejo de la persona hospitalizada, sobre todo en pacientes críticos, crónicos, oncológicos y/o con cuidados paliativos y cada vez más en el manejo del paciente ambulatorio.

La Terapia de Infusión Intravenosa representa un importante apoyo durante el proceso asistencial de los pacientes, independientemente de la complejidad del problema de salud. Diferentes publicaciones y otros documentos revelan que en México entre el 80 y el 95 por ciento de los pacientes hospitalizados reciben tratamiento por vía endovenosa.

Complicaciones presentadas

Por su parte, la Dra. Patricia Volkow, Coordinadora Médica del Equipo de Terapia Intravenosa y Médico Adscrito al Servicio de Infectología en el Instituto Nacional de Cancerología (INCan), señala que en los procesos de atención médica están presentes factores y elementos que contribuyen a la seguridad del paciente; sin embargo, se han identificado riesgos que propician la ocurrencia de eventos adversos que lo dañan.

Cuando se presentan complicaciones, la mayoría de las ocasiones son ocasiones por la variabilidad en los criterios de indicación, de mantenimiento y sustitución de catéter, medidas de higiene o preparación de la zona de punción. Esta variabilidad en la práctica clínica conlleva, además, sufrimiento del paciente, deterioro de su sistema venoso, riesgo de sufrir infecciones locales y sistémicas, así como el incremento de costo tanto para el sistema de salud como para el paciente.

En cambio, la Secretaría de Salud (SSa) señala que la creación de clínicas de catéteres es una estrategia que ofrece varios beneficios.

  • Estandariza y monitorea el cuidado de los pacientes con terapia de infusión intravenosa.
  • Reduce las complicaciones clínicas y el impacto en la morbilidad/mortalidad de los pacientes con terapia de infusión intravenosa.
  • Mejora la práctica clínica de los cuidados de enfermería.