La Covid-19 se mantiene como la enfermedad prioritaria en el mundo. Ya ha provocado más de cuatro millones de fallecimientos y en algunos países se encuentra fuera de control. En el caso de México han existido dos puntos máximos desde que se presentaron los primeros casos. El primero durante el verano de 2020 y el segundo en enero de 2021. Ambos ocurrieron en períodos de vacaciones cuando hubo mayor movilidad de personas y precisamente ahora se vive un escenario similar.

En ese sentido, con el pasar del tiempo también se ha conseguido más información acerca de la enfermedad y su transmisión. Al principio se pensaba que solo se transmitía por contacto directo pero después se confirmó que no es así. Ahora se sabe que el virus SARS-CoV-2 puede permanecer activo en el aire y por eso es indispensable el uso de cubrebocas.

De igual forma, al comienzo de la pandemia se tenía el pensamiento de que los niños eran inmunes a la Covid-19. Inclusive se llegó a mencionar que la única población en riesgo era la conformada por adultos mayores y personas con enfermedades crónicas. Mientras que hoy se sabe que absolutamente todos están expuestos a contagiarse e inclusive fallecer.

Aumentan los contagios en niños

Ahora bien, a raíz del actual repunte ha cambiado el panorama. Al respecto, el periódico La Razón señala que desde el inicio de la pandemia se tiene el registro de 10 mil 870 menores de edad infectados en nuestro país. Aunque una parte significativa de ellos han ocurrido durante las últimas semanas.

Con base en las cifras oficiales de la Dirección General de Epidemiología, tan solo del 6 de junio, cuando se considera el comienzo de la tercera ola de Covid-19, a la fecha han ocurrido mil 876 contagios en pacientes pediátricos. Con eso se obtiene un promedio de 42 niños infectados por día.

De esta forma se reafirma que esta nueva enfermedad ataca a cualquiera y nadie se encuentra inmune. Mientras que en el caso de los menores aunque la probabilidad de muerte es baja es un riesgo que no se puede ignorar.

¿Es momento de regresar a la escuela?

Mientras esto ocurre ahora se agrega una nueva preocupación y se trata del inminente regreso a las clases presenciales. Apenas hace unos meses se intentó que los niños retomaran la educación en su formato tradicional pero fracasó por los constantes contagios que se presentaron.

Pese a lo anterior, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, ha señalado que para agosto todos los menores regresarán a las escuelas. Hora ya no importará el semáforo de riesgo porque inclusive los estados que se encuentren en rojo van a retomar las clases.

Ante esta situación la preocupación de los padres de familia es que se incrementen todavía más los casos de Covid-19 en niños. Además han señalado que no es momento de pensar en el retorno a las aulas por el riesgo que prevalece. Aunque sin importar su opinión la postura del gobierno parece ser inamovible.

Y en tu caso como médico, ¿consideras correcto que los niños regresen de forma presencial a la escuela?