8 tips que te ayudarán a mejorar la escritura de tu blog

Todo médico que ha decidido abrir su propio blog sabe que éste es un medio que puede permitirle ganar popularidad entre los usuarios de la red, abonar puntos a su imagen profesional y, claro, conseguir nuevos pacientes. Sin embargo, conviene conocer el estilo de escritura que más valoran los internautas, ya que muchas veces de esto depende que se queden en tu web o se alejen de inmediato. ¡Toma nota!

Cómo escribir para la web

Estos son sencillos tips que no debes perder de vista:

  • Evita siempre el lenguaje técnico, recuerda que tus lectores son pacientes potenciales.
  • Elige un título que llame la atención; se recomienda hacerlo después de redactar tu post para que tengas más claro qué quieres reflejar de tu contenido, toma en cuenta que debe indicar los beneficios que obtendrá al leerlo de principio a fin.
  • Utiliza el formato de listas, ya que es una de las estructuras que más funciona por hacer el contenido rápidamente digerible.
  • Ordena tu escrito para facilitar su lectura. Usa encabezados, subencabezados, párrafos, negritas, cursivas y viñetas.
  • Da peso a las negritas. Éstas deben colocarse, sobre todo, en palabras clave, es decir, en aquellas que le den identidad a tu contenido. Por ejemplo, si habla sobre “cuidados en caso de dengue”, puedes considerar a esta idea una sola palabra clave, por lo que debes resaltarla.
  • Toma en cuenta la extensión. Aunque hay discusiones en torno a si los motores de búsqueda la consideran o no como factor para ordenar los resultados que arrojan, lo cierto es que las personas viven en la cultura de la “rapidez”, así que entre más rápido obtengan lo que buscan, mejor. Sé concreto, un texto de 300 a 500 palabras es suficiente.
  • Agrega imágenes, infografías, videos. Estos son materiales que enriquecen el texto.
  • Añade links internos, ya que de esta forma le facilitas información adicional a tu lector y lo incitas a permanecer más tiempo en tu blog, a conocerte mejor.

Ahora que tienes las principales directrices sobre cómo escribir para la web, date la oportunidad de ponerlas en práctica, con el tiempo te será muy sencillo aplicarlas y podrás ahondar en el arte de la escritura digital.