“Todos los médicos son millonarios”, la falsa idea que ha propiciado la TV

A pesar de que las películas y series de televisión muestran a médicos con vidas perfectas, la realidad es bastante diferente.

631

En el mundo del cine y la televisión, utilizar a médicos dentro de sus protagonistas es algo bastante recurrente. Se trata de una profesión milenaria y necesaria en cualquier sociedad, lo que explica el interés dentro del campo del entretenimiento. Aunque algo en lo que fallan la mayoría es en realmente retratar como son la mayoría de los profesionales de la salud.

Si has visto alguna película o serie de televisión de este tipo, por lo regular muestran a los médicos como personas millonarias. Se enseña que gracias a su profesión han acumulado una inmensa fortuna y cuenta con su propio consultorio. No es que se trate de una situación imposible que se presente, pero son pocos los que realmente lo consiguen.

Ficción, bastante diferente a la realidad

La realidad, como la puedes observar en tu vida laboral, es que los médicos sufren de diversas carencias, en especial en nuestro país. El lograr obtener una plaza en alguna institución es una de las tareas más complicadas que existen. A su vez, se debe señalar que los sueldos no son nada atractivos para este gremio en México.

Aunque existe la alternativa de emprender y montar un consultorio propio, se requiere de una fuerte inversión financiera. Por desgracia no todos cuentan con los recursos para ser sus propios jefes.

Lo que olvida mencionar la televisión es el estrés constante que se vive dentro del campo de la salud. Tampoco se menciona la extensa formación académica que se necesita para poder ejercer la Medicina. Y finalmente, se suelen ignorar las frenéticas jornadas laborales que especialmente se presentan dentro de la salud pública mexicana. Tener que atender a un pacientes tras otro es un aspecto demasiado desgastante que tiene severas consecuencias.

Es por todo lo anterior que la mayoría de retratos que se muestran de los médicos en la televisión son erróneos. Y a su vez eso suele propiciar ideas falsas en los pacientes.

¿Y tú qué otras ideas erróneas sobre la realidad de los profesionales de la salud conoces?