¡Por primera vez! Un tratamiento con virus elimina bacteria resistente a todos los antibióticos

Esta es una primicia prometedora para el tratamiento de infecciones específicas resistentes a los antibióticos con un bacteriófago específico

  • Esta es una primicia prometedora para el tratamiento de infecciones específicas resistente a los antibióticos con un bacteriófago específico.
  • Este [estudio] es el primer caso de terapia con fagos para el tratamiento de un organismo en particular.
  • El principal depredador del mundo microbiano es un tipo de virus llamado bacteriófago.

 

El principal depredador del mundo microbiano es un tipo de virus llamado bacteriófago. Caza y mata bacterias secuestrando la maquinaria reproductiva del microorganismo y desgarrándola.

Debido a esto, los científicos se han apropiado de estos asesinos microscópicos para que luchen en la primera línea de una amenaza creciente: la resistencia a los antibióticos, o cuando las bacterias encuentran formas de vencer a los medicamentos destinados a detenerlas.

Una encuesta global de 2019 encontró que más personas murieron por resistencia a los antibióticos que por VIH/SIDA o malaria. Incluso hemos visto un aumento vertiginoso de la gonorrea resistente a los medicamentos, Salmonella, entre muchas otras enfermedades en los últimos años. Igualmente preocupante es un aumento de Mycobacterium chelonae resistente a los medicamentos. Una bacteria similar a las que causan enfermedades como la tuberculosis y la lepra, que amenaza a las personas inmunodeprimidas y es una gran preocupación en la salud pública.

Ahí es donde entran los bacteriófagos…

Investigadores en Boston utilizaron una terapia que usó el virus para tratar con éxito a un hombre que sufría de una infección por M. chelonae resistente a los medicamentos, según un nuevo estudio publicado el martes en la revista Nature.

La infección pertenece a un grupo de micobacterias llamadas micobacterias no tuberculosas, consideradas las más resistentes a los medicamentos del grupo y, por lo tanto, una de las más difíciles de tratar.

“Existe una larga historia de terapia con bacteriófagos para una variedad de infecciones bacterianas”, dijo a The Daily Beast en un correo electrónico la Dra. Jessica Little, internista del Brigham Women’s Hospital y primera autora del estudio.

“Este [estudio] es el primer caso de terapia con fagos para el tratamiento de un organismo en particular y el primer caso de un solo bacteriófago en lugar de un cóctel [de bacteriófagos] utilizado para el tratamiento de micobacterias no tuberculosas”.

Este tipo de bacteria se encuentra típicamente en el agua y el suelo. En general, son bastante inofensivos. Es decir, hasta que estos microorganismos ingresan al cuerpo humano a través del agua potable contaminada o una herida en la piel.

Resistente a los antibióticos: El desagradable patógeno causa una infección grave en la piel

El desagradable patógeno causa una infección grave en la piel, los tejidos blandos (como cartílagos, grasa, músculos y tendones) e incluso los pulmones, según NYU Langone Health. No afecta a todos, pero si tiene una afección de salud subyacente, como un sistema inmunitario debilitado, corre un riesgo mucho mayor.

Para esos pacientes, los antibióticos convencionales no son muy útiles, ya que las micobacterias son obstinadamente resistentes y desarrollan rápidamente formas de subvertir la medicina moderna.

Pero eso no significa que sea invencible. En el pasado, los científicos han usado bacteriófagos modificados para tratar infecciones pulmonares causadas por Mycobacterium abscessus. Lo que inspiró a Little y su equipo a investigar si se podría usar lo mismo para tratar el pariente cercano de la bacteria, M. chelonae.

La clave para esto es encontrar el bacteriófago correcto. Al igual que un comedor quisquilloso, los bacteriófagos tienen ciertas bacterias con las que les gusta darse un festín.

Afortunadamente, los científicos desarrollaron bibliotecas y bases de datos centralizadas de los microbios. Uno de esos esfuerzos fue  a través de la iniciativa Science Education Alliance-Phage Hunters Advancing Genomics and Evolutionary Science ( SEA-PHAGES ), que hasta ahora ha aislado y catalogado más de 20,000 fagos encontrados en la naturaleza.

LA HISTORIA DEL PACIENTE CURADO RESISTENTE A LOS ANTIBIOTICOS

Armados con el fago correcto, los investigadores lo cultivaron y se lo administraron a su paciente a través de un goteo intravenoso.

El hombre no mejoraba mientras tomaba antibióticos e incluso después de someterse a una cirugía para extirpar las lesiones cutáneas infectadas causadas por M. chelonae. Pero a los pocos meses de bombear Muddy en sus venas, las dolorosas lesiones de la piel del hombre se encogieron, erradicando la bacteria sin ningún efecto secundario negativo.

Esta es una primicia prometedora para el tratamiento de infecciones específicas resistentes a los antibióticos con un bacteriófago específico en lugar de un espectro completo de bacteriófagos, que es la forma en que se suele administrar la terapia para reforzar su poder para matar bacterias. El enfoque mayorista puede permitir que las bacterias se vuelvan realmente resistentes a los fagos. Sin embargo, Little advirtió que este es solo un estudio de caso con un paciente resistente a los antibióticos.

“Se necesitan ensayos clínicos para comprender mejor los beneficios de la terapia con fagos a mayor escala y en un entorno más controlado”, dijo.

Notas relacionadas:

Muerte del paciente: las 5 etapas del duelo y cómo enfrentarlas

“La guardia esta tranquila” Una frase PROHIBIDA en las guardias médicas, acá el por…

¿Cómo escogen los pacientes a su doctor? La selección se basa en Marketing Médico