Un buen líder del sector salud sabe escuchar a pacientes y compañeros

397

Un buen líder (especialmente del sector de la salud) suele distinguirse por su capacidad para escuchar a sus colaboradores, compañeros o pacientes. Debe dirigir a las personas, pero para dirigirlas hace falta conocer sus motivaciones, inquietudes y los problemas que enfrentan en el día a día. Por eso, escuchar puede ser la clave para mantener una fuerza de trabajo comprometida y feliz.

Genera compromiso

Cuando las personas se sienten escuchadas se muestran más comprometidas con el trabajo, y no sólo porque quieran cuidar de la idea o sugerencia que pudieron aportar, sino porque al final eso es lo que todos buscan sea en una organización, la familia o cualquier otro grupo social: ser aceptado y tomado en cuenta.

Muchas veces, al tener un puesto de liderazgo, no se tiene la visión completa de lo que ocurre, pero al final se quiere lograr una meta, conocer los obstáculos que se enfrentan en la operación, es esencial,  para implementar soluciones necesarias.

Otorga un voto de confianza

Generar confianza en los empleados es primordial pues de esta manera será más fácil recibir sus comentarios porque están dispuestos a compartir. Muchos piensan que son muy accesibles, pero pasan la mayor parte del tiempo encerrados en reuniones o en su oficina.

No escuches por obligación

Cuando se escuche a las personas no se debe hacer por obligación, pues notan cuando otros les escuchan con interés. Un gran líder debe preocuparse por el bienestar de las personas, por su vida y su trabajo. Ser abierto y honesto genera respuestas recíprocas por parte de los compañeros.

Haz las preguntas correctas

Más que hablar o simplemente escuchar, un buen líder debe tener la capacidad de hacer las preguntas correctas. Preguntas que hagan a las personas reflexionar, pensar, recapacitar.

Otra buena forma de obtener retroalimentación de los empleados es a través de encuestas. Esto es especialmente cierto para aquellos empleados que se sienten más cómodos enviando sus comentarios de forma anónima.

Sin embargo, la clave para una buena encuesta es hacerlo realista. No haga preguntas si no tiene la intención de actuar sobre los comentarios que recibe. Además, asegúrese de estar listo para informar y compartir todos los resultados.

Adicionalmente, a las anteriores puede sumársele el manejo de redes sociales, cualidad indispensable en los tiempos que vivimos. Por tal motivo, te recomendamos inscribirte a la Masterclass que Franciso Montoya, director general de J. Walter Thompson Pharma, impartirá el próximo 21 de junio, y en la cual se discutirán temas como el objetivo de las diferentes redes sociales, cómo promocionar tu consultorio en Facebook o cómo conseguir más pacientes a través de las redes sociales.

Así que ya sabes, para ser un gran líder, escuchar es esencial, aunque claro, conocerse a sí mismo es también importante para poder identificar áreas de mejora en la manera en que escuchamos y comunicamos.