Ser médico siempre ha sido complicado porque se trata de una carrera que requiere de un compromiso total. Desde la etapa formativa es demasiado absorbente por todo el conocimiento que se debe adquirir. Además es necesario realizar extensas guardias y el servicio social en donde las condiciones no siempre son favorables. En ocasiones inclusive se ha calificado como una forma de esclavitud moderna que persiste hasta nuestros días. Todos esos sacrificios y más son necesarios para poder ejercer de manera profesional.

Ahora bien, también existen otros aspectos a tomar en cuenta a los cuales se enfrentan no sólo los médicos sino todos los trabajadores de la salud. A causa de las jornadas extremas y la presión de los pacientes y sus familiares es común desarrollar el Síndrome de Burnout. El agotamiento mental afecta el desempeño de quienes deben atender a los pacientes. Así se genera un círculo vicioso que parece no tener final.

Pero además de todo lo mencionado, durante el 2020 los profesionales de la salud se enfrentaron aun nuevo enemigo. Se trata de la pandemia que ya lleva más de un año activa y todavía no ha podido ser controlada en países como México. De hecho, ahora se encuentra en un punto más complicado que cuando se detectaron los primeros casos.

Ser médico en México durante la pandemia

Con base en el conteo más reciente de la Secretaría de Salud (SSa) ya suman un millón 864 mil 260 casos y 158 mil 536 defunciones. Con esto México se mantiene como el tercer país con más decesos por esta nueva enfermedad, tan sólo por debajo de Estados Unidos y Brasil.

Por su parte, el senador Noé Castañón Ramírez señaló que del total de víctimas mortales alrededor de dos mil han sido profesionales de la salud. Por lo mismo, refirió que el riesgo de muerte de estos trabajadores en el país es cuatro veces mayor que en Estados Unidos y ocho veces más alto que en Brasil.

“México cuenta con una cifra por encima de los mil 77 trabajadores fallecidos de la Unión Americana o los 634 de Brasil, los dos países más golpeados por la pandemia y ambos con una población total muy superior a nuestro país”.

Agregó que desde el inicio de la pandemia los médicos, enfermeras y personal hospitalario fueron afectados por la saturación de las unidades médicas, la falta de material y de estructura adecuada para realizar sus funciones. Pese a todas estas adversidades han continuado con sus labores sin descanso, aunque eso implica que tienen un alto grado de exposición y riesgo.

Proponen nuevo apoyo económico para familiares de médicos fallecidos

Por este panorama, hizo un llamado a los gobiernos de las 32 entidades federativas para que otorguen un apoyo económico a los familiares del personal de salud que ha fallecido por el contagio del virus SARS-CoV-2.

Dijo que el apoyo para los familiares de médicos, enfermeras y empleados del sector salud que ha muerto por Covid-19 es una forma de agradecer y reconocer la ardua labor y entrega de estos profesionales que arriesgaron su vida para salvar la de otros.