Junto a otros problemas gastrointestinales, la gastritis es uno de los padecimientos más comunes en México. Se estima que esta condición es una de las 10 primeras causas de consulta en medicina familiar. Además, está fuertemente ligada a la incidencia de cáncer gástrico y úlceras pépticas. La Helicobacter pylori es la responsable detrás de esta molesta y peligrosa enfermedad.

Su peor enemigo serían los quelites. De acuerdo con una investigación de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), las diferentes especies de quelite podrían prevenir la gastritis. Esto es porque interviene con el entorno gástrico donde vive la H. pylori. Gracias a los efectos que provoca en el intestino, la bacteria se inhibe y la enfermedad tiende a desaparecer.

Remedio tradicional para la gastritis

Existen alrededor de 500 especies de quelites en México. Muchos de ellos se consumen regularmente en varios estados del país. Por lo general se comen crudos o ligeramente cocinados. Al entrar en el sistema, parecen adherirse a las células del epilelio gástrico. Ahi, fomentan la producción de la enzima ureasa. De acuerdo con Irma Romero Álvarez, autora líder del estudio, esta sustancia inhibe la bacteria H. pylori y las enfermedades asociadas. Entre ellas, la gastritis.

De acuerdo con Romero Álvarez, su equipo inspeccionó 3 especies de quelites. El alache, del Estado de México; el chepil, de Oaxaca; y la chaya, de la Península de Yucatán. Con base en sus resultados, la experta concluyó que todas las variantes de la planta combaten la gastritis. No solo eso, sino que su efectividad sería mayor a la del antibiótico metronidazol.

El descubrimiento de este remedio para la gastritis surgió de un proyecto multidisciplinario. El objetivo de la iniciativa es estudiar las plantas medicinales de México. Además de confirmar las propiedades medicinales del quelite sobre la gastritis, se encontraron otros datos relevantes. Particularmente su valor nutricional, lo que lo hace una buena opción de consumo.

Taboola