En una de sus reciente declaraciones la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó que la pandemia de Covid-19 no sería la última que enfrentaría la humanidad. De hecho, existe el riesgo latente a que se presenten otros problemas sanitarios que no logren ser contenidos a tiempo y eso derive en más emergencias similares. Por lo mismo es necesario aprender de lo que se ha hecho hasta ahora para evitar repetir errores a futuro.

Innovación mexicana avanza en su desarrollo

En ese sentido, la compañía de servicios de Propiedad Industrial e Intelectual ClarkeModet México se unió con la Red Nacional de Consejos y Organismos Estatales de Ciencia y Tecnología (REDNACECYT) para darle seguimiento a un proyecto de investigación científica de la Universidad Politécnica de Pachuca. El trabajo tiene como objetivo generar una mayor comprensión de la estructura del virus SARS-CoV-2 y trabajar en la conjunción revolucionaria de nanopartículas y biopartículas para lograr su aislamiento e inhibir su reproducción. Se cree que el resultado permitirá desarrollar medicamentos para apoyar a combatir el virus, pero, sobre todo, a la contención de posibles futuras pandemias.

Gracias a la aportación pro-bono de los especialistas en Propiedad Intelectual e Industrial de ClarkeModet México, esta iniciativa concluyó de manera satisfactoria el análisis de patentabilidad y la protección del estudio mediante su disruptiva plataforma de Blockchain para Propiedad Industrial, lo que les permitirá llegar al sector farmacéutico.

De acuerdo con Jorge Carpinteyro, Director de Consultoría de ClarkeModet México, tres de cada 10 proyectos que desean registrar o patentar sufren rechazo en sus solicitudes debido al desconocimiento de la importancia de elaborar un estudio de inteligencia tecnológica, el cual, de realizarse de manera previa, permite valorar si la investigación está bien planteada y asegurar que no se está trabajando sobre algo previamente patentado.

“De nuestro lado se tenía la necesidad de entender si el registro era susceptible. Por tal motivo recomendamos realizar el análisis de patentabilidad que afortunadamente dio positivo. La Universidad Politécnica de Pachuca ya tiene la confirmación que su proyecto es susceptible de patente. Además se utilizó la herramienta de Blockchain que permitirá mantener un registro de evidencia de la investigación desde las primeras fases del proyecto. Hoy podemos decir que ya tenemos concluida una parte fundamental y estructural de su proyecto”.

Largo camino por recorrer hasta conseguir el medicamento

La tecnología de Blockchain se ha vuelto un hito en la industria de la Propiedad Intelectual e Industrial, ya que permite hacer el registro de evidencia, en el caso específico de la Universidad, otorgando el certificado que permitirá comprobar el estado de avance de la investigación en una fecha específica; todo lo anterior para crear condiciones que permitan avanzar al proyecto en su proceso de desarrollo. Dicho esto, la Universidad Politécnica de Pachuca podrá colaborar con otras identidades para el desarrollo de este medicamento hasta llegar al mercado.

Por su parte, la Dra. Blanca Estela Jaramillo Loranca, quien forma parte de esta investigación en la Universidad Politécnica de Pachuca, aseguró que fue de suma importancia el trabajo que se realizó con el fin de proteger las invenciones. Considera necesario que se recupere la inversión que se hace, y con ello, garantizar que lo que se haga en un futuro sirva para otros trabajos.

De acuerdo con el Índice Mundial de Innovación 2019, elaborado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), México ocupa el lugar 56 en cuanto a innovación, por lo que una investigación de estas características representa un importante avance y notoriedad de la calidad y capacidades del sector científico mexicano, demostrando que la colaboración de los sectores público y privado es clave para promover, estimular el desarrollo y la innovación a nivel nacional.