La preocupación entorno a la pandemia se mantiene. A pesar del tiempo transcurrido existen países que todavía no logran controlar el problema. Los recientes rebrotes son la prueba de que todavía falta mucho por hacer y no se debe bajar la guardia. Mientras que la expansión de la Variante Delta ahora representa el mayor enemigo a vencer. Inclusive la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que está a punto de convertirse en la dominante en el planeta.

Ahora bien, uno de los motivos por el que se le tiene tanto temor es por su peligrosidad. Con base en estudios recientes esta mutación es hasta 60 por ciento más infecciosa. Al transmitirse con mayor facilidad aumentan los problemas. Eso explica por qué los países en donde se ha identificado han mostrado un aumento en el número de contagios.

Aunque eso no es todo porque también se ha identificado que la Variante Delta puede reducir la eficacia de las vacunas actuales. Apenas se dio a conocer que la desarrollada por Johnson & Johnson es la que genera menos anticuerpos y por lo tanto brinda una protección insuficiente. Mientras que al ser de una dosis no existe la posibilidad de ofrecer refuerzos a las personas.

Las vacunas que ofrecen una mayor protección

Mientras que ahora es necesario ver el lado opuesto. Gracias a un estudio publicado en el New England Journal of Medicine se identificaron las dos opciones que brindan una mejor protección contra esta mutación del virus SARS-CoV-2. Se trata de las vacunas desarrolladas por Pfizer-BioNTech y la Universidad de Oxford-AstraZeneca.

El trabajo realizado por el Servicio de Salud Pública de Inglaterra (PHE) mostró que al contar con las dos dosis de Pfizer se obtiene una efectividad del 88 por ciento para prevenir la enfermedad sintomática de la Variante Delta. Mientras que al recibir las dos inyecciones de AstraZeneca la protección es del 67 por ciento contra esta mutación.

En ambos casos se trata de cifras elevados aunque es necesario contar con el esquema completo de ambas inmunizaciones para garantizar la máxima protección. En cambio, si solo se recibe una dosis de Pfizer la eficacia contra la Variante Delta es del 36 por ciento y en el caso de AstraZeneca es del 30 por ciento.

La clave: contar con las dos dosis

De esta manera se reafirma la importancia de acelerar los procesos de vacunación alrededor del mundo. Ahora no solo es necesario ofrecer al menos una dosis a la población sino completar los esquemas lo más pronto posible.

De igual forma, es necesario recordar que inclusive al contar con las dos dosis de cualquiera de las farmacéuticas se debe continuar con las medidas básicas de higiene. Hasta ahora ninguna ofrece una protección total y eso implica que inclusive las personas inmunizadas puedas contagiarse o transmitir la enfermedad.

Por lo pronto, tanto la vacuna de Pfizer como la de AstraZeneca cuentan con el permiso de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para su uso de emergencia en México. Mientras que ambas son las que se han aplicado en mayor proporción en el país.