Dentro de nuestro país la CDMX es catalogada como la ciudad más desarrollada. Eso se puede apreciar en las múltiples posibilidades que ofrece y la amplia variedad de alternativas que existen. Inclusive dentro del campo de la salud es la que cuenta con más hospitales para atender a los pacientes que lo requieren. Aunque también cuenta con aspectos adversos que no se pueden ignorar. Dentro de ellos se encuentra un mayor riesgo a padecer enfermedades respiratorias.

¿Cuál es el motivo?

Lo anterior se debe a la alta concentración de partículas finas menores a 2.5 micras (PM2.5 µg/m³) suspendidas en el aire, 23.3 microgramos por metro cúbico (23.3 µg/m³) que prevalecen en el ambiente. Esto representa más de 10 veces lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Un estudio realizado en adultos mayores de la CDMX encontró que por cada incremento de 10μg/m3 en la concentración de PM2.5, se redujo su ritmo cardiaco en un 5% y el efecto fue mayor en pacientes con hipertensión. Los niños también pueden tener riesgo de presentar complicaciones por respirar aire con concentraciones elevadas de PM2.5. Sus pulmones aún no están desarrollados por completo, son más activos que los adultos y más propensos a presentar asma u otras enfermedades respiratorias.

Una razón asociada al incremento de PM2.5 en ciudades como la CDMX, es que más de 50.5 millones de vehículos circulan con gasolinas adicionadas con éter metil tert-butílico (MTBE), un oxigenante de origen fósil que contamina el aire y los mantos acuíferos.

“Si se usaran, como ya sucede en más de 70 países, energías procedentes de fuentes renovables como el etanol a un porcentaje de al menos el 10 por ciento, se podría reducir más del 30% de emisiones de PM2.5. Un paso gigantesco para acercarnos a lo recomendado por la OMS, es mejorar la calidad del aire, y por consiguiente, la salud de millones de personas”, comentó Luis Alonso González, presidente del Comité Científico y Técnico de la Asociación Mexicana para la Movilidad Sustentable (AMMS).

¿Cómo se puede solucionar?

Por lo mencionado es que aseguró que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) deberá dar su fallo sobre el uso de etanol al 10 por ciento (E10) en todo el país. Además mencionó que se han entregado diversos estudios que demuestran los beneficios reales a la salud, el medio ambiente, la economía y el desarrollo del país, principalmente en el sureste de México.

Todavía hay mucha incertidumbre, por lo que mencionó que se debe hacer un llamado a que vean por la salud de la población y el desarrollo sustentable del país. De lo contrario los problemas de salud por enfermedades respiratorias se van a mantener en aumento.