Conviértete en el médico consultor que tus pacientes desean

343

La medicina a distancia se ha convertido en una de las mejores aliadas de los profesionales de la salud cuyo propósito es ofrecer un mejor servicio a los pacientes y de paso, reducir costos.

Gracias a esta modalidad a distancia ya no es necesario que tus pacientes se encuentren en tu consultorio para que puedas resolver sus dudas respecto a su salud, pues la tecnología ha permitido que la gente pueda consultar a un médico desde la comodidad de su casa o su trabajo.

A continuación te mostramos cuáles son esas alternativas que te ayudarán a ganarte la confianza de tus pacientes, aun sin estar frente a ellos:

Recomiéndales referencias bibliográficas o webs

Es posible que después de la consulta tu paciente se quede con muchas dudas. Si te contacta por teléfono, correo o por medio de las redes sociales, recomiéndale algunas referencias bibliográficas o digitales. Te recomendamos que hagas una lista de los sitios web o de libros de carácter divulgativo para que se la entregues a tus pacientes. Estas referencias deben cumplir con el propósito de ampliar los conocimientos de tu paciente sobre el padecimiento que tenga. 

Genera tu propia información

Si eres un experto en tu especialidad, te vendría bien generar tu propio material de divulgación para tus pacientes. Esta información puede ir creciendo conforme recopiles las inquietudes de la gente que asiste a tu consultorio. Podrías generar un newsletter mensual para enviarlo al correo de tus pacientes con información actual de salud. También podrías abrir un perfil profesional en Facebook, para ofrecer consejos que ayuden a mejorar la calidad de vida de las personas.

Email

Y ya que tocamos el tema del coreo electrónico, cuando envíes información por este medio cuida que el mensaje sea efectivo y genere el interés que deseas obtener con él. Para lograrlo, sigue estos consejos:

Hazlo atractivo

La mayoría de las personas decide suscribirse a un newsletter porque supone que obtendrá algo de ello (un cupón, una promoción, etc.). Para hacerlo efectivo, cada uno de tus correos electrónicos debe estar acompañado de imágenes llamativas y de un mensaje que refuerce el motivo del por qué tú eres la mejor opción de tu paciente.

Haz que sea escaneable

La gente suele escanear más rápido las imágenes que los textos. Así que utiliza imágenes que enganchen y de soporte a tu mensaje. Cuida que esas imágenes estén colocadas en lugares estratégicos para que tu paciente mantenga el interés para seguir leyendo.

Hazlo compatible para móviles

Una buena cantidad de personas elimina los emails si éstos no abren correctamente en su dispositivo móvil. Así que al hacer tu email, piensa en este sector de la población.

Teléfono

Las citas médicas online son lo de hoy, pero te recomendamos no olvidar la línea telefónica de atención al cliente pues no siempre se puede tener a la mano una conexión a internet y sobre todo, este método sigue siendo el favorito de las personas mayores.

No descuides este servicio y mejóralo para ofrecer una excelente atención telefónica a tus pacientes considerando los siguientes puntos:

La persona a cargo del teléfono debe contar con algunas habilidades

No sólo se trata de levantar la bocina y agendar una cita. La persona que tú designes para atender el teléfono debe hacer sentir cómodo al paciente desde los primeros segundos de la llamada. Esa persona debe ser extrovertida, respetuosa, agradable y muy segura.

Enséñale qué hacer en caso de…

Es común que muchas de las llamadas telefónicas se deban a una emergencia, o para atender a personas molestas. Es recomendable  que capacites a tu personal a cargo para que sepa cómo reaccionar en caso de recibir este tipo de llamadas. Un manual de posibles problemas y soluciones será de gran ayuda.

Instruye a tu personal sobre los servicios que ofreces

Una persona bien capacitada también debe tener los conocimientos necesarios sobre la clase de servicios médicos que ofreces en tu clínica. Una persona encargada de la línea telefónica que desconoce cuáles son los principales tratamientos o promociones dará una mala impresión a los pacientes.

Un paciente puede serte totalmente fiel por la manera en que le explicas, por tu cercanía o por la forma de calmar su nerviosismo ante un problema grave de salud. En pocas palabras, debes transmitirles que contigo su salud se encuentran en buenas manos.