A lo largo de los últimos años el corporativo Walmart ha mostrado especial interés en el rubro de la atención médica. El primer paso se dio al incluir consultorios médicos de bajo costo dentro de la mayoría de sus sucursales en todo el mundo. De esta forma, se ofrecen servicios generales para la población que no cuenta con salud privada o no quiere esperar para atenderse en el sector público. Aunque sus planes a mediano y largo plazo son mucho más ambiciosos.

Servicios médicos generales a bajo costo

De esta manera, en Estados Unidos ya se cuenta con el proyecto Walmart Health que ahora es la máxima apuesta de la compañía. Consiste en clínicas en las que se ofrecen servicios generales a precios económicos para la población. Ya existen unidades en Georgia y Arkansas, aunque se espera abrir seis en Atlanta antes de que concluya este año. Y de cada al 2021, se tiene contemplado expandirse a Florida.

Con base en lo publicado por la compañía, en las clínicas se ofrecen consultas generales, además de radiografías y servicios ópticos, dentales y auditivos. Pese a que se trata de un proyecto ya anunciado, ante el contexto actual ha ganado notoriedad e importancia.

A decir del vice presidente de esta área de Walmart, Sean Slovenski, su objetivo es crear súper centros de salud con servicios básicos de atención.

A su vez, se debe recordar que la Covid-19 ha provocado una pérdida masiva de empleos en toda la Unión Americana. Con esto en mente, cada vez son más las personas que no cuentan con un seguro médico ni tienen los recursos para pagar por servicios privados. Se trata de un sector bastante grande de la población al que se quiere llegar mediante estas clínicas.

¿Modelo que se podría replicar en México?

Por otra parte, lo único que no ha detallado la compañía es si planea replicar este modelo en países fuera de Estados Unidos. En el caso específico de México sólo se cuenta con consultorios generales dentro de las sucursales, los cuales son bastante similares a los anexos a farmacias que ofrecen servicios a precios mínimos.

Aunque con respecto a lo anterior, aunque se afirma que el servicio es benéfico para los pacientes, los que son perjudicados son los médicos. Como resultado de las consultas económicas, su salario es raquítico en comparación el resto del gremio, tanto en el sector público como en el privado.

Como resultado, no son pocos los profesionales de la salud que reprueban este modelo de atención al que acusan de prostituir la profesión del médico. En muchos casos no son convenientes todos los años de estudio para laborar en uno de estos espacios.