Patrocinado por RB MJN       El campo de la Medicina se basa en el trabajo en equipo. Para ofrecer una atención integral de calidad y cumplir con las expectativas de los pacientes se necesita la suma de esfuerzos. De esta manera es más probable cumplir con los objetivos. Además, la división de tareas permite hacer más eficiente y eficaz todas las albores al interior del consultorio médico.

Ser un médico líder

En ese sentido, tú como médico eres el líder del espacio de trabajo. Eres quien encabeza y representa a un grupo de trabajadores de distintas áreas. Por lo tanto, es necesario que exista una relación cordial y de afecto entre todos los que conformen el grupo. De igual forma, se debe tomar en cuenta que el trabajo al interior de un consultorio médico es demasiado absorbente. En ocasiones se pasa más tiempo ahí que en los hogares de cada persona. Con esto en mente, resulta indispensable que mantengas una buena relación de trabajo con todos tus colaboradores. Algo que no puedes pasar por alto es que los pacientes todo lo detectan. Si existen fricciones o problemas internos seguro lo van a observar y se van a sentir incómodos. Además, es un factor que puede desembocar en que no quieran regresar contigo. Al mismo tiempo, cuando existe una relación de respeto dentro del trabajo inclusive se disfrutan más las jornadas diarias. La presión siempre va a existir, pero por eso es necesario que apliques las siguientes recomendaciones para fomentar una buena relación dentro de los integrantes de tu equipo.

Predica con el ejemplo

Al ser el responsable del consultorio, tú debes ser el máximo ejemplo a seguir. Si los demás observan que cometes fallas o no muestras interés por el trabajo, ellos no tomarán en serio lo que hagas o digas. En caso de que no proyectes una imagen confiable es muy complicado que puedas ser la referencia del resto del equipo. Si deseas tener un equipo de trabajo puntual entonces tú debes ser el primero en llegar. Si quieres que todos ofrezcan su máximo desempeño entonces tú tienes que hacerlo para poner el ejemplo al resto.

Contagia tu entusiasmo

Dentro de un consultorio médico siempre se trabaja bajo presión por las características de la profesión. Aunque algo que nunca puedes perder es el entusiasmo y la pasión por tus labores. Toma en cuenta que es una profesión que requirió de muchos años de estudio y sacrificios para poder encarar al mundo laboral. A pesar de las adversidades, debes disfrutar tu trabajo como médico profesional y transmitir tu experiencia a todos los que conforman tu equipo de trabajo.

Enseña en lugar de regañar

En cualquier equipo de trabajo es natural que en cualquier momento alguien va a cometer un error. Aunque existen fallas de diversas magnitudes, lo ideal es que siempre hablas con el responsable y le hagas saber lo que hizo de manera equivocada. En cambio, si sólo te dedicas a regañar entonces nunca existirá un aprendizaje real y es probable que se repitan las equivocaciones dentro de tu equipo de trabajo. Nunca olvides que las experiencias son necesarias para crecer.
Material dirigido solo a profesionales de la salud. Información realizada para profesionales de la salud en territorio mexicano. Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.