3 de cada 10 mexicanos no validan la información de salud con sus especialistas médicos

Se estima que 4 de cada 5 profesionales de la salud en México han atendido a pacientes que llegaron a consulta por culpa de noticias falsas.

252

De acuerdo con el Primer Estudio sobre Mentiras en Salud que realizó Doctoralia en colaboración con la iniciativa #SaludSinMentiras se reveló que el 76 por ciento de las FakeNews sobre salud provienen de publicaciones en redes sociales que no cuentan con una fuente confirmada y confiable.

Internet ha facilitado la búsqueda de síntomas y enfermedades que, en algunos casos, ayuda a prevenir ciertos padecimientos; sin embargo, el mayor riesgo de estas consultas es que la información no se filtra de manera adecuada. Tampoco se corroboran las fuentes ni se toma en cuenta el contexto de la situación expresada. Pese a lo anterior, la información se comparte entre contactos a través de redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea. Esta situación ha dado para la viralización masiva de la información sin confirmar su veracidad.

Internet, causante de consultas médicas innecesarias

De acuerdo con el estudio, 3 de cada 10 mexicanos no validan la información de salud que leen en internet con sus especialistas médicos. Pero, peor aún, es que se sigue difundiendo y viralizando esta información en redes sociales.

A su vez, el trabajo también señala que 4 de cada 5 profesionales de la salud atendieron a pacientes que llegaron a consulta preocupados por una información que leyeron en Internet y que al final resultó ser una FakeNews.

El tema de las búsquedas en Internet es uno de los que más preocupa a los especialistas ya que el 84 por ciento de los pacientes acostumbran a buscar en internet información sobre salud, síntomas o soluciones, lo que suscita que lleguen a la consulta médica con ideas preconcebidas.

Dentro de los temas médicos más recurrentes en cuanto rumores o noticias falsas destacan los tratamientos no avalados por autoridades sanitarias, la alimentación, el cáncer, los efectos secundarios de medicamentos y la toxicidad de compuestos.

Si bien es cierto que la tecnología llegó para facilitar la vida de las personas en muchos aspectos de la vida cotidiana, contar con espacios seguros para contrastar información de salud es de suma importancia para evitar propagar información falsa o de dudosa procedencia.