Patrocinado por RB MJN          

 

 

 

 

 

Con la llegada de la pandemia; el teletrabajo ha adquirido protagonismo laboral, desafortunadamente esto ocurrió de forma acelerada, sin procesos de adaptación y aprendizaje. Por la falta de experiencia, muchas personas no han sabido gestionar de manera adecuada la situación. Con lo cual, si se impone este método de trabajo de forma habitual (como lo indican algunos expertos). Se pueden desarrollar problemas de salud física y mental.[1] A continuación 4 aspectos a cuidar para que la experiencia del teletrabajo sea más saludable:

  • La postura correcta

Se debe adoptar una postura correcta, caracterizada por tener los pies alineados con el cuerpo y apoyados en el suelo, con la espalda recta. En lo relacionado con la visión; es importante que el brillo y la resolución de la pantalla estén bien ajustados para no sobreexponer los ojos a mucha luz o forzarlos demasiado si la luz es insuficiente. Además, se debe procurar no mantener la mirada fija en la pantalla, parpadeando y moviendo los ojos, haciendo pausas visuales cada 15 minutos, por lo menos.

También es recomendable pararse, moverse y estirar el cuerpo cada 2 horas, y hacer descansos activos para relajarse y liberar tensiones. Realizar ejercicios de respiración y flexionar la cabeza y estirar la espalda, para reducir el cansancio y la ansiedad. Así mismo, es recomendable crear nuevos hábitos antes de iniciar la jornada laboral y al finalizar la misma con el fin de cuidar nuestra salud física y mental.

Al estar tanto tiempo en casa, pueden surgir problemas de depresión, ansiedad o estrés. Por lo que es importante no aislarse y generar algún tipo de interacción.

  • La alimentación

Seguir una dieta variada y equilibrada, dando prioridad a frutas, verduras, cereales integrales y proteínas bajas en grasas. Manteniendo horarios regulares para las comidas y evitando bebidas estimulantes en las últimas horas del día.

Es imprescindible cuidar de la alimentación para gozar de buena salud; ya que ésta puede influir en el rendimiento físico e intelectual.

En este aspecto es bueno resaltar que, al estar trabajando desde casa, la exposición al sol es menor, siendo este la principal fuente de vitamina D. Se deben ingerir más alimentos con vitamina D como son; el pescado azul, lácteos y huevos, que ayudan con la absorción del calcio. También, incluir alimentos antioxidantes para fortalecer el sistema inmune; y que ayudan a proteger y fortalecer el sistema nervioso y a mejorar la memoria y el estado de ánimo.

  • El sueño de calidad

Se debe dedicar entre 6 y 8 horas diarias para dormir bien. La falta de sueño puede afectar la atención, la memoria y el aprendizaje. Para conseguir un sueño de calidad se deben seguir algunas pautas; evitar el uso de dispositivos móviles y aparatos electrónicos antes de ir a dormir y procurar una habitación cómoda, silenciosa y con buena temperatura.

  • Manejo del estrés y la ansiedad

Entre las principales consecuencias del teletrabajo y las horas prolongadas que permanecemos en casa, se encuentra el aumento de los niveles de estrés y ansiedad. Que también se pueden combatir con una buena alimentación.

Para lo que es fundamental mantener el estado alcalino del cuerpo; lo que permite reforzar el sistema inmunológico, y ayuda a estar centrados y gestionar los momentos de estrés de manera fácil y oportuna. Para el teletrabajo con salud; es recomendable aplicar las sugerencias de postura, buena alimentación, descanso y el manejo del estrés y la ansiedad. Lo más importante es la salud, ¡Cuídala!

[1] https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—ed_protect/—protrav/—travail/documents/publication/wcms_758007.pdf  

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio colombiano
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica