Patrocinado por RB MJN            

 

 

 

 

 

Cuando de finanzas se trata, la reducción de costos es la máxima prioridad de los profesionales de todas las áreas. Pero puede ser todo un reto si se trata de equilibrar las pérdidas y las ganancias en nuestros consultorios médicos. Por ello, el día de hoy hemos decidido compartir contigo 4 consejos para ahorrar gastos en tu consultorio de manera efectiva y sostenida cada mes.

Entra en la era digital

La tecnología no sólo simplifica y facilita muchos procesos, sino que además nos permite ahorrar mucho dinero en los centros de salud. En primer lugar, podemos eliminar o disminuir al mínimo el uso de papelería y los gastos asociados como por ejemplo, tinta para impresoras, archivadores, carpetas, grapas y otros materiales de oficina.

Además, mediante los software médicos actuales se pueden gestionar citas, pagar impuestos, llevar inventarios y realizar otras funciones administrativas, que perfectamente pueden ser delegadas en una sola persona, por lo que en vez de contratar una secretaria, un contador, un administrador y un mensajero; puedes contratar a un solo asistente que pueda gestionar citas, pagos y manejar el inventario desde un mismo lugar.

Controla los gastos en servicios

Puede parecer algo simple, pero verificar que los baños no tengan fugas de agua, regular la temperatura del aire acondicionado en la época del año de menos calor, desconectar computadoras y otros aparatos electrónicos cuando no se estén utilizando. Así como cambiar a bombillos LED y sustituir los interruptores convencionales por aquellos capaces de detectar movimiento, tendrá un impacto significativo en las facturas por servicios a fin de mes. 

Solo te dimos algunos ejemplos, sin embargo la lista es infinita; lo importante es tomar conciencia de las pequeñas acciones que podemos llevar a cabo y nos ayudarán a reducir costos a través del tiempo.

Establece alianzas con colegas

Cuando dividimos gastos, las cosas van mejor para todos; por eso las sociedades médicas son tan populares. La forma más fácil de hacerlo es buscar un colega con el que puedas establecer una estrategia de negocios en la que ambas partes salgan beneficiadas, de esa manera no competirán por clientela sino prestarán servicios complementarios.

Elabora un presupuesto

Quizás no te parezca una forma de ahorrar dinero, pero de hecho si lo es. Una de las mayores desventajas que tenemos los médicos es que en la Escuela de Medicina no nos enseñan nada respecto a inteligencia financiera. Por ello, es que muchas veces fracasamos al iniciar un consultorio nosotros mismos, o vivimos mes a mes.

Lo ideal es contratar a un profesional que te lleve las finanzas, pero si estás comenzando o planeas independizarse pronto, este es el consejo que te ayudará a ahorrar más dinero a largo plazo.  En principio porque te sirve para llevar el control y mantener una supervisión constante de los gastos.

Pero también porque te permite distribuir de forma eficiente tus ingresos, de forma tal que puedas ahorrar una parte como un fondo para emergencias, reinvertir otra parte en los gastos del consultorio y disponer de una tercera parte para uso personal.  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud.
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio ecuatoriano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.