4 consejos para evitar retrasos con los pacientes que acuden a tu consultorio

Pasar mucho tiempo en la sala de espera puede hacer infeliz a tus pacientes e inclusive puede ser peligroso en casos de urgencias.

0
130

El retraso en la atención de un pacientes es algo que ocurre de forma frecuente en las empresas de salud. Es un problema que puede influir negativamente en el ánimo de las personas. Pasar mucho tiempo en la sala de espera puede hacer infeliz a los pacientes. Inclusive puede ser peligroso cuando se trata de personas muy ocupadas que necesitan una atención rápida y al instante.

Para evitar estos contratiempos y hacer tu servicio médico más eficiente te ofrecemos 4 consejos prácticos. Con ellos podrás organizar tus tiempos de mejor forma y así tus pacientes tendrán una mejor experiencia.

Conoce tu rutina
Antes de pensar en una alternativa, lo primero que necesitas saber es el tiempo que inviertes con cada paciente. De esta forma sabrás el número máximo de personas que puedes atender durante un día normal de trabajo. También debes tomar en cuenta el tiempo que necesitas para tomar los datos de las personas que te visitan por primera vez. Tampoco olvides otros factores que pueden influir en tu área profesional como por ejemplo:

  • Si ejerces tu profesión en más de una empresa de salud.
  • Cuánto tiempo necesitas para trasladarte de una empresa a otra.
  • Cuánto tiempo necesitas para organizar tu material de trabajo para atender al primer paciente.
  • Si realizas pausas para descansar durante el día.

Utiliza una agenda electrónica
Integrar esta herramienta de trabajo a tu vida diaria puede ofrecer muchos beneficios para ti y para tus pacientes. Para empezar, podrás automatizar y organizar de mejor forma los horarios de las consultas, lo cual significa un gran ahorro de tiempo.

Las agendas electrónicas te permiten guardar toda la información de tus pacientes, desde sus datos personales hasta la información que se generó durante su última consulta. Además, dejarás de acumular y desperdiciar grandes cantidades de papel, lo que implica importantes ahorros en papelería.

Envía recordatorios a tus pacientes
Existen herramientas digitales que permiten enviar recordatorios a los pacientes para que asistan puntuales a sus consultas. Puedes apoyarte de correo electrónico o mensajes de WhatsApp para hacerlo. Esto te permitirá organizar mejor tus horarios en caso de un retraso o una ausencia inesperada.

Controla el tiempo de tus consultas
Cada paciente es diferente y por lo tanto cada consulta es distinta. Los tiempos de atención pueden variar dependiendo de la persona y de su caso médico. Pero la realidad es que la mayoría de las ocasiones el retraso puede ser ocasionado por el mismo profesional de la salud simplemente porque se excede con los tiempos de cada consulta. Es importante escuchar todo lo que el paciente tiene que decir, pero no olvides ser conciso y objetivo en relación a la información. Recuerda que hay otros pacientes que están esperando ser atendidos a tiempo.

Taboola