Dentro de un consultorio médico todos los elementos son importantes. Lo más importante siempre es ofrecer una atención integral y de calidad a los pacientes; sin embargo, tampoco debes de descuidar los demás aspectos. Todos ellos deben de tener como objetivo central superar las expectativas de las personas que acuden contigo. De no hacerlo es poco probable que regresen cuando presentes problemas de salud.

En ese sentido, algo que debes de tomar en cuenta es que la sala de espera es lo primero que van a observar todas las personas que acudan a tu consultorio. Por lo tanto, es necesario que pongas atención a este espacio y nunca lo descuides.

Características de una sala de espera

En primera instancia, se trata de un requisito obligatorio con el que deben de contar todos los consultorios médicos. La Norma Oficial Mexicana (NOM) 178-SSA1-1998 establece los requisitos mínimos que debe tener el espacio para conseguir la aprobación de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Ahora bien, con base en la American Academy of Family Physicians (AAFP), una sala de espera adecuada logra mejorar la experiencia tanto de los pacientes como de sus acompañantes. Por lo mismo, debes enfocarte en crear un espacio humanizado basado en cuatro aspectos principales.

Limpieza e higiene

Siempre ha sido un elemento indispensable pero hoy lo es todavía más. Una sala de espera limpia genera una buena impresión en todos los visitantes. Además ahora es necesario ofrecer todas las medidas de higiene necesarias para evitar contagios. Asegúrate de contar con gel antibacterial y desinfectar todas las superficies de forma constante.

Letreros con recomendaciones y consejos de salud

En las paredes de la sala de espera puedes colgar algunos letreros y carteles que ofrezcan consejos prácticos a todos los visitantes. Por el momento actual es una buena idea que muestres cómo se deben colocar los cubrebocas o el correcto lavado de manos.

Colores claros

Los colores claros ayudan a generar un ambiente de tranquilidad y serenidad. Además es una estrategia para hacer lucir más amplio tu espacio. De preferencia procura que las paredes de la sala de espera sean blancas.

Plantas

Colocar plantas en la sala de espera es una forma de inyectar vida al cuarto. Además es un elemento que le ofrece frescura y calidez al espacio. Puedes elegir las que sean más adecuadas para las dimensiones del lugar. Inclusive no te limites a la parte externa y también coloca algunas dentro del consultorio.