4 errores de la gestión clínica que jamás deberías cometer

336

Cuando logras gestionar de manera correcta las actividades de tu empresa de salud, ésta marchará con eficacia, lo que llevara a un incremento de los ingresos económicos.

Sin embargo los médicos emprendedores a menudo deben enfrentar una serie de dificultades para establecer una sólida empresa de salud.

No te podemos asegurar que estarás libre de cometer ciertos errores en materia de gestión empresarial, pero al menos te mencionaremos algunos de los errores más frecuentes a los que podrías enfrentarte:

Hacer cambios sin una planeación de por medio

Si deseas llevar a cabo cambios en tu empresa de salud sin que haya de por medio una estrategia, podrías poner en peligro la organización de tu equipo de trabajo (objetivos, recursos financieros, etc.), lo que podría ocasionar confusiones y dificultades más adelante. La planeación te permitirá identificar factores adversos a tiempo.

Que tus colegas se sientan desmotivados

El personal de enfermería y los médicos deben estar lo suficientemente capacitados para ofrecer un buen servicio a los pacientes, pero esto puede ser difícil si no están motivados. La primera impresión que la gente puede tener de tu empresa dependerá casi siempre en la forma en que se  relacionan tus compañeros de trabajo con las personas que visitan tu consultorio. Por lo tanto, si es necesario, hay que invertir en capacitación.

Falta de comunicación

No hay peor cosa que la ausencia de comunicación en una empresa de salud. Además de que puede poner en peligro la salud de los pacientes, tu equipo de trabajo podría caer en la incertidumbre y no tendrá claro las funciones que debe desempeñar. Lo ideal es que el ambiente laboral estimule la comunicación entre las personas para que puedan funcionar como un verdadero equipo de trabajo.

No establecer metas para tu empresa de salud

Para que tu empresa crezca, es necesario que establezcas metas realistas, como por ejemplo, calcular el número de pacientes que planeas atender el próximo mes. Pero para cumplir con estos objetivos  necesitas un plan de acción que incluya a todos los empleados para que sea más fácil la ejecución del plan o estrategia. Se trata de que todos crezcan como equipo de trabajo para beneficio de los profesionales de la salud, de los pacientes y de la empresa de salud.