Para alcanzar el éxito como un profesional de la salud debes de enfrentar múltiples obstáculos a lo largo de tu carrera. Sin importar las barreras que se presenten en tu camino, lo importante siempre es mirar hacia adelante y continuar en tu travesía.

Si bien, algunos inconvenientes son ajenos a ti y no los puedes evitar, otros son internos. Aspectos como tu mentalidad o creer en una falsa perfección son dañinos pero sí los puedes prevenir y combatir. Es por eso que a continuación te mencionamos algunas acciones dañinas que debes alejar de tu vida personal y profesional.

  • Compararte con otros médicos en público
    Aunque la competencia puede ser natural y a veces benéfica porque te motiva a superarte, debes de cuidar tus palabras. Evita hacerlo de forma pública porque se puede malinterpretar y vas a ser mal visto.
  • Guardar rencores
    Si en la vida privada es malo guardar rencores, en el aspecto médico profesional lo es todavía más. Nunca debes de ser rencoroso ni con otros colegas ni con pacientes porque se puede convertir en un lastre que impedirá tu crecimiento.
  • Obsesionarte con la perfección
    Los médicos exitosos entienden la naturaleza humana. Con esto, siempre debes de buscar la mejora continua pero dejar de creer en la perfección absoluta. Aunque existen errores de diversas magnitudes, muchos de ellos te van a servir para fortalecerte. Recuerda que no eres un robot también tienes derecho a cometer equivocaciones.
  • No aprender de tus errores
    Como se mencionó arriba, cada uno de tus errores debe de dejarte alguna enseñanza para que no lo repitas a futuro. Cuando eso no sucede es momento de preocuparte. Toma en cuenta que la mayoría de las fortalezas nacen a partir de equivocaciones cometidas.
  • Vivir en el pasado
    La Medicina es una profesión basada en la actualización continua. Si deseas ser exitoso debes de tomar todos los cursos que estén a tu alcance y hacer que la tecnología sea tu aliada. Nunca te quedes atrapado en una época anterior porque eso va a propiciar que tus colegas más jóvenes te tomen la delantera.