Dentro de cualquier unidad de salud es indispensable el trabajo en equipo. El médico es el líder del espacio pero siempre es necesario estar rodeado de las personas adecuadas para obtener los mejores resultados posibles. Por lo mismo, el personal de enfermería ocupa un papel muy importante en la atención y cuidado del paciente.

Algunos le restan importancia al personal de enfermería y eso representa un severo error. Su labor implica mantener un contacto constante con los pacientes, por lo que se trata de una labor que no cualquiera puede desempeñar.

Ahora bien, además de una formación profesional, también existen algunas cualidades que son deseables que tengan todas las enfermeras y enfermeros. Más allá de los conocimientos teóricos, también es necesario saber cómo atender de la mejor manera a los pacientes.

Dicho lo anterior, en Saludiario hicimos una lista con algunas características generales que debe tener el personal de enfermería. Al hacerlo será más sencillo que cumplan con su labor y logren atender de la mejor manera a los pacientes.

Empatía

Es una cualidad que debe estar presente tanto en el personal de enfermería como en los médicos. En este caso, se requiere colocarse en la posición de los pacientes para poder comprender su situación. Al hacerlo es más factible ofrecer una atención humanitaria a cada uno. Simplemente se debe tratar a los demás como te gustaría que lo hicieran contigo. Algunos opinan que es una cualidad con la que se nace y otros que se puede desarrollar a lo largo de la vida.

Compasión

Para ayudar a otra persona a aliviar su dolor es necesario ser compasivo. El término no significa sentir exactamente el dolor que los demás sino acompañar a los pacientes en ese sufrimiento porque se comprende la pena en algún punto. La compasión es considerada uno de las sensaciones más humanas que pueden existir y ayuda mucho en la atención dentro del consultorio.

Control de las emociones

Estar en contacto constante con los pacientes requiere tener un manejo total de las emociones propias. Desde un inicio se debe estar consciente de que se apreciarán casos de todo tipo y por desgracia no todos tendrán un desenlace agradable. Cuando eso llegue a suceder se requiere de una recuperación inmediata para no afectar a los demás pacientes.

Resistencia física

Para las personas ajenas a la vida dentro del hospital puede parecer una exageración pero de ninguna forma es así. El personal de enfermería requiere una alta resistencia física para poder enfrentar todas las actividades del campo profesional. Tan sólo se debe tomar en cuenta que gran parte de tiempo se debe permanecer de pie, hay que mantenerse al tanto de los pacientes y estar preparado para cualquier eventualidad que pueda presentarse.

Saber escuchar

Una falla que tienen algunos profesionales de la enfermería es que sólo hablan pero no escuchan a los pacientes. Aunque es importante brindar las indicaciones necesarias, también se debe tener la capacidad de permitir que los demás se expresen. Nunca se debe caer en esta equivocación porque de lo contrario se ofrecerá un servicio deficiente.