Patrocinado por RB MJN

 

 

 

Ante la fuerte competencia que prevalece dentro del sector de la salud en nuestro país es necesario hacer todo lo posible para posicionarse dentro del gusto del paciente. Las pequeñas diferencias siempre logran grandes cambios y por lo mismo es necesario que te esfuerces al máximo o de lo contrario otros colegas van a capitalizar tu esfuerzo.

Hasta el 2018 el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) tenía contabilizados a poco más de 365 mil médicos en todo el territorio nacional. Aunque también se debe considerar que cada año egresan miles de todas las universidades del país. Contra todos ellos debes competir.

Ahora bien, algunos suelen asumir que el presupuesto o las instalaciones de cada consultorio son los aspectos más importantes y valorados por los pacientes. La realidad es muy distinta porque hay otros elementos que les llaman la atención al momento de elegir un médico.

De igual forma, tu objetivo no solo debe estar centrado en captar nuevos pacientes para que conozcan tus servicios sino en generar relaciones a largo plazo. Cada uno de los visitantes de tu lugar de trabajo debe salir satisfecho y complacido porque es indispensable que regresen contigo cuando lo requieran.

Para conseguir lo anterior te puedes apoyar en los siguientes consejos y aplicarlos a tu vida profesional. Al ponerlos en práctica en tu atención al paciente vas a observar cambios considerables que serán benéficos para ti.

Personaliza la consulta

A la fecha muchos médicos continúan con servicios fríos a los pacientes. Se trata de un error que debes evitar para no ser como los demás. Las personas que acuden contigo son mucho más que números de expediente así que empieza por llamarlos por su nombre o apellido. Con este primer paso vas a lograr proyectar confianza y generar un ambiente de cordialidad para el resto de la consulta.

Pon atención en los detalles

Al momento de hacer las preguntas de rutina al paciente debes enfocar toda tu atención en lo que te diga. En primer lugar es una falta de respeto que te distraigas o intentes hacer varias cosas al mismo tiempo. Pero además es la clave para poder agilizar el servicio dentro del consultorio porque así vas a evitar que te repita aspectos que te había mencionado con antelación.

Supera las expectativas del paciente

Es algo demasiado obvio pero que no todos los médicos que lo proponen lo consiguen. Cuando una persona acude con un médico es natural que el motivo es porque tiene una enfermedad o dolencia. Aunque más allá de una solución rápida lo que busca es una compañía que le proporcione un servicio integral. Todos quieren ser tratados como personas y es en lo que te debes enfocar.

Habla el mismo idioma que el paciente

Algo que siempre debes de tener claro es que las personas que acuden a tu consultorio no son expertas en salud como tú. Por lo mismo debes evitar palabras técnicas o un lenguaje especializado porque lo único que vas a conseguir es confundir al paciente. Mejor procura ser directo y conciso pero siempre con términos que cualquiera pueda comprender.

Busca la mejora continua

Sumado a todo lo mencionado, recuerda jamás caer en el error de que estás en el punto más alto y ya es imposible superarte. Siempre se debe tener el deseo de mejorar y por lo mismo debes tener la suficiente curiosidad para capacitarte de manera continua. Tu mayor médico a vencer siempre vas a ser tú mismo así que evita permanecer estático.  

Material dirigido solo a profesionales de la salud. Información realizada para profesionales de la salud en territorio mexicano. Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.