5 consideraciones para antes de abrir tu propio consultorio médico

Emprender un consultorio médico propio es una alternativa que todo médico debe de tener en cuenta, aunque existen algunos aspectos previos a considerar.

242

Aunque no es un aspecto general, por lo regular desde la facultad le enseñan a los futuros médicos y médicas del país que deben de trabajar para alguna institución pública o privada. La mayoría así lo hace, pero también se debe recordar que existe el camino del emprendimiento.

Puede ser complicado por todos los retos que implica, pero también es posible abrir un consultorio médico propio. Se trata de una alternativa que todo profesional de la salud debe de tener en cuenta. Pero antes de ser un emprendedor, considera las siguientes consideraciones previas.

Negocio rentable, realista y posible
Parece algo muy obvio pero es lo primero que debes de tener en mente. Nunca dejes que tus impulsos te ganen y en todo momento debes de ser realista. Si se trata de tu primer consultorio médico, piensa en algo pequeño que sea acorde a tus posibilidades. Recuerda que el crecimiento siempre se logra mediante pequeños pasos y no de inmediato.

Aunque seas emprendedor, antes que cualquier cosas toma en cuenta tus posibilidades y nunca olvides que el consultorio médico debe ser rentable. Debido a la inversión que requiere un negocio de este tipo, existe una fuerte cantidad de dinero que está en riesgo.

Investiga tu mercado
Un consultorio médico no es cualquier cosa y por eso es importante hacer ciertas investigaciones de mercado previas. Consulta con algunos colegas o profesores de la facultad sobre el presupuesto inicial que requiere un proyecto de este tipo. También pregunta en algunos de establecimientos de tu competencia acerca del sueldo que pagan a sus colaboradores para que tengas un panorama general de lo que debes hacer tú.

Arma tu equipo de trabajo ideal
La salud se basa en el trabajo grupal y para conseguir los mejores resultados debes de contar con los mejores trabajadores. Desde la recepcionista hasta los demás médicos que te apoyarán, todos deben de contar con tu aprobación. Pero primero debes de tener en claro los requisitos que vas a solicitar para su posterior contratación.

Consigue el financiamiento suficiente
La parte financiera es indispensable para poder abrir tu consultorio médico. Por eso debes de estar seguro que cuentas con la inversión inicial suficiente y cómo la vas a conseguir. Por lo regular se requieren de varias fuentes o inversionistas. De igual forma, si vas a pedir préstamos debes de comprometerte a pagar en tiempo y forma para evitar tener problemas legales.

Prepárate para el reto final
Una vez que ya pensaste en los puntos anteriores, lo único que te falta es estar preparado para el reto final. Más allá de tu pasión por la Medicina, piensa que el nuevo consultorio será tu nueva forma de vida. Además no sólo te impactará a ti sino a todos los colaboradores con los que cuentas. Aunque de la misma forma en que representa un desafío, también ofrece varias satisfacciones.