5 cosas que el proveedor de SEO de un médico nunca debe hacer

258

Todo aquel que aspira a convertirse en médico 2.0 conoce la importancia de desarrollar un blog popular, objetivo para el cual conviene contar con una estrategia de posicionamiento creada por un profesional en la materia: un experto en SEO. En este sentido, hemos de reconocer que si bien no estás obligado a dominar los términos exactos en los que él trabaja, te conviene estar atento a las prácticas que pueden dañar profundamente tu web pues, como dicen, “para recibir, hay que aprender a pedir”.

El posicionamiento natural en buscadores (SEO) es una de las técnicas más rentables a largo plazo para tu plan de marketing digital; sin embargo, hay quienes tratan de tomar “atajos” para lograr un buen lugar ante buscadores pero, al hacerlo, pueden recibir castigos y dañar así el alcance de la web.

Aquellas prácticas que están prohibidas son:

  1. Participar en granjas de links (web spam). Éstas son cada vez menos frecuente en la red, pero se trata de portales plagados de ligas, cuyo único fin es servir como una especie de aparador para que los buscadores noten nuestra presencia y supuesta “popularidad”.
  2. Mostrar un contenido al buscador distinto al que realmente se le está ofreciendo al usuario (cloaking). Está prohibido hacer una promoción engañosa.
  3. Sobreoptimizar. Como médico, una de tus principales preocupaciones es que tus usuarios accedan fácilmente a información de interés para el cuidado de su salud, por lo que estamos seguros que nunca permitirías que tus contenidos fueran bombardeados con el uso de palabras clave hasta perder su valor, pero no está de más comentarlo: eso no debe hacerse.
  4. Comprar enlaces. Cada uno de los enlaces que haya en la red hacia tu sitio debe ser natural. Esto se entiende como la referencia que otros usuarios hacen de tus web dentro de páginas relacionadas, de modo que si los motores de búsqueda notan que de un día para otro aparecen mil ligas hacia tu blog en páginas que no se relacionan, puedes crearte un problema.
  5. Ofrecer contenido duplicado. En Internet los buscadores dan privilegio a la experiencia del usuario, por tanto, está prohibido copiar y pegar contenidos ajenos o propios para generar más ligas, se requiere pues, hacer trabajo editorial.

Aunque no seas experto en estrategias de posicionamiento, puedes y debes monitorear la presencia de tu web médica en la red, de modo que, si notas que tus contenidos descienden de sus puestos dentro de los resultados de búsqueda, tienes que reunirte urgentemente con tu proveedor SEO para analizar las causas y tomar medidas al respecto, pero si te encuentras con alguna de las prácticas antes mencionadas, debes contemplar la necesidad de cambiar de servicio.