Desde el momento que se egresa de la universidad existen muchos sueños y metas por cumplir. Además de atender a los pacientes también hay aspectos de superación personal y en especial existe uno que tienen muchas personas. Se trata de abrir un consultorio médico propio. Es una aspiración que se puede alcanzar aunque para conseguirla es necesario realizar múltiples esfuerzos y jamás darse por vencido.

Ahora bien, tener la disposición no es suficiente porque también hay algunas barreras que se deben superar. En especial el factor económico suele ser una limitante. Se requiere de una fuerte inversión para poder comprar todo el equipo necesario para ofrecer el servicio. Además debes de tomar en cuenta otros gastos como la renta de un local y los salarios de los colaboradores.

Mientras que eso no es todo porque también es muy importante contemplar el rubro legal. Para poder abrir cualquier tipo de consultorio médico primero se deben tramitar diversos documentos y cumplir con algunos requisitos específicos. Es muy importante no olvidar esta parte porque de lo contrario deberás pagar multas e inclusive tu espacio puede ser clausurado.

En ese tenor, todas las indicaciones que debes seguir se encuentran en la Norma Oficial Mexicana NOM-005-SSA3-2010. Por eso es necesario que leas por completo el documento para que te asegures de cumplir con todos los requisitos mínimos de infraestructura y equipamiento. Aunque son muchos hay cinco aspectos fundamentales que debes contemplar y tener listos inclusive antes de la inauguración del consultorio médico.

Aviso de funcionamiento

Lo primero y más importante que debes tener listo es el aviso de funcionamiento emitido por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). Sin este documento simplemente no puede estar abierto el espacio y te arriesgas a recibir una multa en cualquier momento. También recuerda que debe de estar colocado a la vista de todos los pacientes.

Expedientes clínicos

De igual forma, en todo consultorio se debe contar con un expediente clínico de cada uno de los pacientes que han asistido a consulta, para lo cual se recomienda tener un mueble o espacio especial diseñado para almacenar los archivos y así poder consultar en cualquier momento la información que sea requerida.

En ese sentido, la NOM-004-SSA3-2012 establece que todos los consultorios médicos deben guardar todos los expedientes de los pacientes con un periodo de antigüedad mínimo de 5 años.

Camilla para atención

También se debe contar con una camilla destinada para el diagnóstico, exploración física y aplicación de vacunas al paciente, la cual siempre debe mantenerse despejada y en buen estado.

Lavabo con agua potable

Otro de los requisitos para el funcionamiento de un consultorio médico es que cuente con un lavabo equipado con agua potable y el cual deberá estar acompañado de jabón y toallas desechables para la limpieza y asea del médico.

A su vez, se debe contar con un bote para la basura, un cesto con una bolsa roja para residuos biológicos-infecciosos y un contenedor rígido para objetos punzocortantes.

Pesa y báscula

También el médico deberá contar en su consultorio con una pesa y una báscula, las cuales deberán ser empleadas con todos sus pacientes para conocer su estado y desarrollo.