Las redes sociales se encuentran en su máximo apogeo al convertirse en una manera de comunicarse al instante con personas de cualquier parte del mundo. Pero aunque muchos las utilizan como un medio de entretenimiento en realidad ofrecen múltiples funciones. Inclusive no sólo funcionan a nivel personal sino que pueden ser una herramientas para negocios como un consultorio o un centro de salud.

En ese sentido, se trata de una opción que tienes a tu alcance para impulsar tu trabajo profesional y captar nuevos pacientes. Con una inversión mínima de dinero y tiempo puedes llegar a miles de personas con el objetivo de que conozcan tu consultorio.

Aunque algo que siempre debes de tener presente es que existen ciertas reglas que debes respetar acerca de tu comportamiento en medios virtuales. Lo que debes de recordar es que se trata de una extensión de tu persona. De la misma forma en que eres en tu vida profesional también te debes de comportar en redes sociales. Por tal motivo, recuerda poner en práctica los siguientes consejos.

Cuida lo que escribes y cómo lo escribes

En internet existen ciertas reglas básicas de cortesía que se deben seguir. Como ejemplo, debes evitar escribir en mayúsculas porque se considera el equivalente de gritar. También se recomienda hablar de tú a otros usuarios.

Nunca caer en provocaciones

A pesar de los beneficios que ofrecen las redes sociales, también suelen ser escenarios de diversas discusiones. Por tal motivo, tú siempre te debes de mantener alejado de cualquier problema con otros usuarios. Si cometes algún error es mejor reconocerlo que iniciar una batalla por la verdad.

Utilizar un lenguaje apropiado

Al igual que tu manera de tratar a un paciente dentro del consultorio, debes de tener el mismo comportamiento en redes sociales. Recuerda siempre emplear un lenguaje apropiado, que sea sencillo de entender para cualquiera y respetar la ortografía. Todo lo que escribas es un reflejo de tu persona.

Separar la vida personal de la profesional

Uno de los errores más comunes es no saber diferenciar la vida personal del perfil profesional en las redes sociales. Esto podría ocasionar que gente desconocida te agregue como amigo sólo para hacerte consultas sobre su salud. Es por esta razón que muchos médicos tratan de ocultar su profesión en el perfil de Facebook.

Generar conversación con otros colegas

Aunque tu objetivo principal en las redes sociales sea captar a nuevos pacientes, también puedes buscar otros beneficios. Uno de ellos es buscar a otros médicos y agregarlos. Con esta acción también puedes incrementar tu red de colegas en medios digitales.