Cualquier médico de nuestro país tiene una opinión sobre el Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas (ENARM). Mientras algunos consideran que la prueba es necesaria para poder hacer un filtro, otros opinan que limita las posibilidades de los galenos para acceder a una especialidad. Aunque lo cierto es que sin importar el caso, en todos los aspirantes genera una fuerte presión y estrés que inclusive genera afectaciones en su salud.

El ENARM se aplicó por primera ocasión en 1977 y desde entonces es un instrumento de medición de conocimientos de medicina general. Mientras que el órgano que lo regula y administra es la Comisión Interinstitucional para la Formación de Recursos Humanos para la Salud (CIFRHS).

Dentro de su historia, el cambio más grande ocurrió en 2008 cuando por primera ocasión se realizó en formato electrónico y así se lleva a cabo desde entonces. Ahora consta de 450 preguntas, de las cuales 400 corresponden a casos clínicos del área médica presentados en español, mientras que las 50 restantes están en inglés.

Pero aunque se trata de una prueba de alta relevancia y de la que depende el futuro de miles de estudiantes, en distintas ediciones han existido diversos inconvenientes que han puesto en duda la credibilidad de la prueba. A continuación te presentamos cinco que han ocurrido en la historia de la prueba.

Primeros indicios de venta del ENARM

En 2006, médicos egresados de escuelas privadas afirmaron que el examen se había filtrado y expusieron que era posible “comprarlo” hasta por 150 mil pesos. Aunque no pasó a mayores, fue apenas el inicio de lo que ocurriría un año después.

El año que el ENARM se pospuso

En 2007 ocurrió un hecho histórico porque por primera ocasión se pospuso el ENARM. Todo surgió a partir de que las Secretarías de Salud (SSa) y de la Función Pública (SFP) identificaron que el examen podía ser comprado por 80 mil pesos. Después de algunas investigaciones, descubrieron la responsabilidad de varios funcionarios de diferentes dependencias.

Acusan a la CIFRHS de actos ilegales

En 2008, el Movimiento Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas hizo un llamado a ejercer una profesión médica “en forma libre”. Dicho movimiento denunció que la Comisión Interinstitucional para la Formación de Recursos Humanos para la Salud (CIFRHS) violaba el mencionado derecho, a su vez que hizo del conocimiento público las irregularidades el examen.

Aprueban el ENARM pero no les dan una plaza

En 2019 se hizo público que al menos 200 médicos originarios de Jalisco, Yucatán, Michoacán, Sinaloa y Chihuahua habían aprobado el examen pero no recibieron una plaza. Ante lo ocurrido, la CIFRHS señaló que se trató de un “error en el sistema”.

¿Sacrificar la integridad de los aspirantes por puntos extra?

Finalmente, la queja más reciente ocurrió cuando se presentó la convocatoria del ENARM 2020. Por primera ocasión se anunció que se ofrecerían dos puntos extra a los jóvenes que hicieran su servicio social en zonas rurales o hubieran laborado en hospitales Covid-19. Aunque a decir de varios integrantes de la comunidad médica, se juega con las aspiraciones de los jóvenes al exponerlos de esa manera.

Mientras tanto, ¿tú conoces alguna otra irregularidad ocurrida en alguna edición del ENARM?