Existe una infinita variedad de problemas a los que están expuestos los médicos. Desde aspectos legales como demandas por negligencia hasta tener que lidiar con jornadas de trabajo que parecen infinitas. Aunque existe uno en particular que en años recientes ha incrementado su incidencia. Se trata del Síndrome de Burnout o desgaste profesional y se caracteriza por la presencia constante de estrés y fatiga crónica. En ocasiones se presenta por períodos pero también existe el riesgo de que sea permanete.

A manera de resumen, este padecimiento fue bautizado por el psicólogo Herbert Freudenberger en 1947, aunque ha sido en años recientes que se ha visto un aumento exponencial en el número de personas que lo presentan. Aunque está presente en todos los ámbitos, dentro del sector sanitario es donde muestra una mayor prevalencia.

Lo malo de ser médico en México

Para conocer los factores que lo propician el portal Medscape realizó el Reporte de calidad de vida y desgaste profesional del médico: México. En la investigación participaron mil 500 médicos de 30 especialidades distintas.

Lo que llama la atención es que los motivos que contribuyen al Síndrome de Burnout también generan una inconformidad de los médicos hacia sus actividades diarias. Dentro de los que se mencionaron con mayor frecuencia se encuentran los siguientes:

  • Remuneración insuficiente.
  • Demasiadas tareas burocráticas.
  • Invertir demasiadas horas en el trabajo.
  • Falta de respeto de los pacientes.
  • Falta de respeto de los colegas.
  • Regulaciones gubernamentales.
  • Mantenimiento de los requisitos de certificación.

Como se puede apreciar, uno de los puntos más mencionados por los médicos fue la remuneración insuficiente. La mayoría siente que recibe un pago injusto con respecto al trabajo que realiza. Sin importar la extensa formación que se requiere para poder desempeñar la carrera a nivel profesional, el salario dentro del gremio en México es muy pequeño.

De hecho, hace algunos meses una investigación mostró que México es uno de los países de Latinoamérica que menos le paga a sus médicos. Los salarios son hasta dos veces menores en comparación con los de Chile y Argentina, aunque todos realicen las mismas labores.

De igual forma, el papeleo es otro de los factores que más incomoda a los médicos. Como tú lo puedes vivir a diario, al momento en que sale el paciente del consultorio no significa que ya haya concluido tu trabajo. Existen otros aspectos que quitan tiempo y al final generan que las jornadas de trabajo se extiendan más de lo debido.

Por otra parte, también llama la atención que se mencione la falta de respeto tanto de los pacientes como de otros colegas. Este tipo de incidentes no sólo generan incomodidad sino que propician el desgaste profesional e inclusive pueden derivar en conflictos dentro de los lugares de trabajo.

¿Y tú qué otros aspectos agregarías a la lista?